Una mujer se paseaba con la cabeza decapitada de una bebé en Moscú, Rusia, por lo que fue detenida cerca de la estación de metro Oktiabrskoye Pole, mientras vestía de negro y velo, y gritaba "Allahu Akbar" (Alá es grande).

De acuerdo con la agencia EFE, al parecer la niña se encontraba a cargo de la mujer, informaron las autoridades. Antes se había informado de que el cuerpo decapitado de una menor fue hallado en un apartamento de Moscú, al asistir los bomberos a apagar un incendio.

Según la policía, la mujer de 39 años de edad, asesinó a la menor aprovechando que sus padres estaban fuera de casa, tras lo cual incendió el apartamento.

La detención de la mujer se produjo en la estación de metro Oktiabrskoye Pole, en el norte de la capital, cuando todavía llevaba en la mano la cabeza ensangrentada de la menor.

Según una portavoz del comité de instrucción ruso, Yulia Ivanova, citada por la agencia digital RBK, la detenida era la niñera de la menor y es ciudadana de un país de Asia Central.

Los investigadores señalaron que cuando los padres de la menor, de entre 3 y 4 años, salieron de casa con el hijo mayor, "por razones que se desconocen la niñera perpetró el asesinato de la niña, prendió fuego al apartamento y salió de la casa" llevando consigo la cabeza de la víctima.

No se sabe si la mujer tenga relación con el grupo terrorista del Estado Islámico, mismo que según datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, ha asesinado a 3 mil 697 personas desde la proclamación del califato el 29 de junio de 2014.