El director de Programas de Prevención de la Salud de Tabasco, Jesús Pech Cuj, reveló este viernes 8 que al menos siete pacientes con COVID-19 han muerto en la entidad por negarse a una atención oportuna en los centros médicos.

El funcionario de la Secretaría de Salud, reconoció esta mañana en el noticiero radiofónico Telereportaje que los casos han sido tan drásticos que cuando han llegado a los hospitales, como uno en Comalcalco, los pacientes fallecen en la entrada del hospital.

"Se han presentado más de 7 defunciones con estas mismas características, en Tacotalpa, Cunduacán, Centla, Centro, en Comalcalco, que falleció en la puerta del hospital, por negarse a ser atendidos de manera oportuna”, detalló.

Pech Cuj explicó que el padecimiento muchas veces pasa de manera leve, “pero no sabemos en qué momento se puede complicar, entonces tenemos que estar conscientes porque es muy abrupta la complicación. De ahí la necesidad de que la gente se informe en medios oficiales".

"Hemos tenido casos en los que hemos ido a la vivienda del paciente con una serie de personas para poder convencerlos de que accedan al hospital, para poder evitar que se compliquen, y desafortunadamente no hemos podido convencerlos."

Dijo que como médicos, no pueden obligar a las personas a acudir a los centros de salud, e incluso, los pacientes se pueden negar a ser intubados.

Pech Cuj dijo que la Secretaría de Salud está otorgando, a los pacientes con COVID-19, kits médicos con un aparato llamado oxímetro, que les dicta en qué momento deberían ir a un hospital.

Además hizo un llamado a no automedicarse pues podría ser aún peor para la salud; sólo se recomienda paracetamol para atender la temperatura, tomar muchos líquidos, y escuchar a los doctores, pese a que en redes sociales circule información engañosa sobre supuestos remedios caseros.