México.- El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, sostuvo que a un año de haberse creado la Comisión para la Verdad y la Justicia en el caso Ayotzinapa, no hay “resultados tangibles”, pese a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha cumplido “de manera puntual” sus compromisos con los padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos.

Entrevistado por representantes de medios de comunicación, al término de la reunión con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, y el responsable de la investigación, Omar Gómez Trejo, Encinas Rodríguez resaltó que en materia de investigaciones hay “avances importantes en todo el proceso judicial y se replanteó la mentira histórica, como ahora se le ha denominado”.

Tras confiar que “pronto tengamos resultados concretos”, el funcionario destacó que se afina un acuerdo por el que la Fiscalía General de la República (FGR) reconoce la “participación e incorporación” de exintegrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en la investigación del caso, situación que se formalizará este jueves 9 en un encuentro que el presidente López Obrador sostendrá con los padres y madres de los estudiantes desaparecidos.

De hecho, la reintegración del GIEI fue el punto central en las reuniones que Encinas tuvo con representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) –encabezados por el secretario ejecutivo, Paulo Abrao– y con los padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos y sus comisionados.

Después de dos horas y media, Abrao explicó a reporteros que la reunión con representantes de la Secretaría de Gobernación y la Cancillería fue de carácter “técnico”, en preparación al encuentro que se realizará mañana en Palacio Nacional.

Abrao recordó que la propuesta de la CIDH “ha sido la reintegración del GIEI”, así como que algunos de sus exintegrantes formen parte del Grupo de Asistencia Técnica.