Guerrero.- Por el tema de homicidios dolosos que se cometen diariamente, a pesar de que exista una disminución, la ciudad de Acapulco continúa siendo una de las más violentas del país, manifestó el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas.

Luego de señalar los graves casos de inseguridad y desaparición forzada que vive la entidad de Guerrero, el funcionario federal habló sobre la situación de violencia en la entidad, y destacó el tema de homicidios dolosos que continúan lanzando a Acapulco como una de las ciudades con mayor violencia.

Entrevistado luego del foro “Desplazamiento Forzado Interno”, en la ciudad de Acapulco, Alejandro Encinas reveló que las autoridades federales no cuentan con cifras precisas en el tema de desaparición, debido a que durante las pasadas administraciones no se realizaron los registros de casos.

“Uno de los municipios más violentos del país es Acapulco, por ello se le ha dado prioridad a la región y llegó la Guardia Nacional, la situación ha sido difícil por la violencia que hay en todo el país, pero estamos trabajando en ello”, expresó.

En el caso de Guerrero, de acuerdo con el funcionario federal, las zonas que más presentan el problema de desaparición son la Montaña, Sierra, Tierra Caliente y Costa Grande “y se trabaja directamente con las familias afectadas”, destacó.

Entre otros temas insistió en que se deben de investigar a los jueces y magistrados, involucrados en la liberación de Gildardo López Astudillo “El Cabo Gil”, “para que no haya impunidad y se conozca la verdad”.

Finalmente, reiteró la disposición del gobierno federal para con los padres de los 43 normalistas desaparecidos en el mes de septiembre del 2014 en la ciudad de Iguala y consideró como una irresponsabilidad del Poder Judicial el dejar libres a implicados en el caso Ayotzinapa.