México.- Encuentran obra olvidada de la artista alemana Anni Albers, maestra de la Escuela de la Bauhaus, en los sótanos del Hotel Camino Real Ciudad de México. Se trata de un tapiz de la etapa final de la producción de la artista, que estuvo olvidado entre la humedad y el polvo durante 30 años.

Los editores Carla Zarebska y Humberto Tachiquín mientras recopilaban documentación para hacer un libro homenaje a los 50 años del hotel, fueron quienes encontraron el tapiz en enero de 2018.

La pieza fue un encargo de Luis Barragán, Mathias Goeritz y Ricardo Legorreta, el arquitecto del hotel Camino Real, quienes 1967 viajaron en coche hasta el Black Mountain College en California para proponerle a Anni Albers la obra.

“Llevábamos mucho tiempo buscándola y creíamos que se había perdido”, cuenta desde New Haven Brenda Danilowitz, la comisaria jefe de la Fundación Josef & Anni Albers, que lo primero que hizo cuando conoció la noticia fue tomar un avión a Ciudad de México para comprobar la autenticidad y estado de conservación de la obra.

Mientras el tapiz estuvo perdido el prestigio de la artista alemana fue en aumento. Al tiempo que se daba el descubrimiento, la Tate Modern de Londres inauguraba una retrospectiva de la artista, que partía de otra muestra en el Guggenheim de Bilbao en 2017.

Titulada como el hotel, Camino real, y fechada en 1968, la colgadura mide casi tres por tres metros y está considerada punto de inflexión en la trayectoria de Albers. A diferencia de la mayoría de sus obras, producidas en su estudio por medio de un telar a pedales, en este caso se trata de una estructura industrial de fieltro de lana y reverso de algodón, que la artista mandó confeccionar en una empresa de banderas y pancartas de Nueva York.