México.- La enfermera Fabiana Maribel Zepeda Arias, Jefa de la División de Programas de Enfermería del IMSS, al hacer un llamado a que cesen las agresiones al gremio, lo hizo  visiblemente emocionada hasta llegar a las  lágrimas.

Reveló que debido a las agresiones que han recibido las enfermeras y  los enfermeros en la vía pública, han optado por no portar el emblemático uniforme verde-blanco, “para limitar las agresiones”.

Entre lágrimas, dijo que “duele hablar de lo que le pasa a tu gente, de los trabajadores de la salud, que también somos personas , que también somos familias y estamos dejando muchas cosas, nuestras casas, nuestras familias, nuestra vida en las unidades hospitalaria”.

Dio a conocer que las y los enfermeros, “dan de sí todo su profesionalismo, todo su amor a su profesión y todo su amor a la humanidad”.

Hizo referencia que en otros países, “hemos visto como al personal de salud se le aplaude y les mandan cartas de apoyo”, pero en este país se les agrede.

Dijo que en México también han recibido el apoyo de la gente, de empresarios, y que eso se agradece pero hizo un “llamado a aquellas personas que han agredido al personal de salud, a que limiten sus agresiones”.

Reiteró que “necesitamos una nueva solidaridad que tiene que refrescar a México y que nos debe dar alientos para salir adelante”

También reconoció  a “la población que nos está escuchando, que es común como yo, que tienen sus casas, viven con sus familias, muchas gracias por su apoyo”

E hizo un llamado a “Aquellas personas que han agredido al personal de salud, invitarlo a que se limiten estas agresiones, nosotros podemos salvarles la vida, ayúdennos a ayudarles”.

Reveló que “estas agresiones han pegado fuerte al gremio, porque ahora tenemos que lidiar con otras cosas, los invitamos a respetarnos. Este uniforme que lo porto desde hace 27 años con mucho orgullo, hoy nos lo hemos quitado, en la calle ya no lo vemos, tiene que ver con la respuesta de limitar el daño a nuestra persona”.

Especificó que todos las enfermeras y enfermeros que “hoy atendemos a personas con Covid-19, no es con este, es con un equipo especial. De tal forma que si la ven con el uniforme tradicional, no deben tener temor porque el personal también realiza higiene de mano, con alcohol, realiza otras medidas de preventivas que lo limitan de poderse infectar y llevar esa infección a su familia”.

“Nosotros no somos portadores y no vamos a llevar la infección a la calle”, concluyó la  enfermera Fabiana Maribel.