Guerrero.- Desde ayer por la tarde y hasta la mañana de este domingo, civiles armados presuntamente integrantes de la Policía Comunitaria por la Paz y la Justicia -grupo relacionado con la banda criminal de Los Ardillos-, atacan a balazos al poblado de Tula, municipio de Chilapa, donde se enfrentan con policías comunitarios de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF).

En un comunicado, organizaciones sociales en Guerrero, denunciaron la falta de atención por parte del gobierno estatal, a pesar de que desde ayer se solicitó apoyo de la Policía del Estado, y otras corporaciones de seguridad.

De acuerdo con la información recopilada, desde ayer por la tarde, un grupo de casi 100 armados irrumpieron en Tula y atacaron viviendas; desde las 4 de la tarde, la CRAC-PF repele la agresión.

Fuentes de la policía comunitaria, detallaron que al inicio de la balacera, la policía estatal que tienen base en Tula, huyeron del lugar. El secretario de seguridad pública, David Portillo, habría informado que hasta hoy se reuniría cerca de la zona de conflicto.

La balacera se suspendió alrededor de las 8 de la noche, sin embargo reinició hoy por la mañana; hasta el momento no se reportan heridos por parte de la CRAC-PF, aunque se desconoce si hay bajas del otro grupo armado que intenta irrumpir en Tula.

El pasado mes de enero de este año, autoridades de los tres niveles de gobierno, acordar una instalación de filtros de seguridad en pueblos entre Chilapa y José Joaquín de Herrera (Hueycantenango), luego de que 19 niños fueron armados por la policía comunitaria, para enfrentar el embate de Los Ardillos.

Sin embargo, ninguna corporación ha acudido a la zona.