Ciudad de México.- En enfrentamientos entre fuerzas de seguridad contra el crimen organizado y en presuntos ajustes de cuentas entre bandas rivales, específicamente de los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, 26 personas murieron o fueron localizadas este viernes en los municipios de Fresnillo, Calera, Juan Aldama y la capital de Zacatecas, informaron fuentes de seguridad federales.

Poco antes del amanecer, a un costado de la autopista Zacatecas-Durango, en el kilómetro 67 más 550, cerca del crucero con la comunidad de Ramón López Velarde, un comando abandonó los cadáveres de 15 personas acribilladas y envueltas en cobijas amarradas con cintas de plástico y mecates.

Elementos de las policías municipal de Fresnillo, Estatal Preventiva, Ministerial y de la Guardia Nacional (GN), además de Metropol, acordonaron el sitio, mientras por la zona cientos de automovilistas miraban con asombro los cadáveres.

Sin más peritajes, personal de la Fiscalía General de Justicia del estado y del Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses levantaron los cadáveres para trasladarlos al Servicio Médico Forense de Fresnillo, ciudad 5 kilómetros al sur del lugar del hallazgo.

Ayer mismo se dieron a conocer dos videos, en uno de los cuales presuntos integrantes del crimen organizado aparecen con 12 hombres cautivos, semidesnudos, a quienes interrogan, acusándolos de pertenecer a cárteles rivales. En el otro, cinco hombres son sujetos a interrogatorio violento. Se presume que éstos serían 17 de las víctimas localizadas hoy ejecutadas en la entidad.

La noche del jueves, al noroeste del estado, en una brecha, integrantes de la GN se enfrentaron una hora con presuntos miembros de la delincuencia organizada en el municipio de Juan Aldama, limítrofe con el municipio de Santa Clara, Durango. Al amanecer de este viernes fueron localizados los cadáveres de seis pistoleros que fueron abatidos por los militares, junto a la camioneta blanca en la que viajaban. Tras la refriega, otros pistoleros se dispersaron hacia los municipios de Miguel Auza y Saín Alto.

En el cruce de la carretera que conduce de la cabecera municipal de Calera de Víctor Rosales a la comunidad de Río Frío, la mañana de este viernes fueron localizados los cadáveres de otras dos personas, una de ellas envuelta en cobijas, con signos de tortura, y otra descuartizada en dos bolsas.

Más tarde, en la capital de Zacatecas, en el cauce de aguas negras de la comunidad de Picones, fue localizado el cadáver de un hombre, de mediana edad, ejecutado.

En redes sociales de Facebook y WhatsApp, en tanto, se reportó la desaparición, el jueves, de al menos cuatro jóvenes –dos mujeres y dos hombres– en la capital de Zacatecas, quienes presuntamente fueron raptados por comandos armados. La Fiscalía de Zacatecas emitió la Alerta Alba por los cuatro jóvenes.

Finalmente, en la carretera Zacatecas-Villanueva, presuntos integrantes de una célula criminal realizaron disparos contra agentes de la Policía Estatal Preventiva, lo que ocasionó que el chofer de la unidad con número 605 perdiera el control y chocara lateralmente contra la caja de un tráiler, resultando muerto tras el accidente, un agente policiaco.

Con información de La Jornada