Guerrero.- Enfrentamientos armados en comunidades serranas del municipio de Zirándaro de los Chávez, en la Tierra Caliente de Guerrero, habría dejado como saldo 10 personas asesinadas, alertó el alcalde morenista de ese municipio, Gregorio Portillo.

Vía telefónica, el edil detalló que los enfrentamientos ocurrieron desde el pasado miércoles entre las bandas que buscan controlar esa zona; el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y los remanentes de La Familia Michoacana que han creado al grupo La Nueva Familia Michoacana.

Según el alcalde, los vecinos del poblado de San Rafael, ubicado a casi 3 horas de la cabecera municipal, los enfrentamientos dejaron a varios muertos y familias desplazadas que huyeron hacia el poblado vecino de Guayameo.

Ayer, a las 5 de la tarde, los desplazaron habrían retenido a integrantes de la Guardia Nacional, a quienes pidieron apoyo para regresar a San Rafael y sacar sus pertenencias, así como "para ir por sus muertos".

De los 10 asesinados que reportó el alcalde, una de las víctimas sería de La Calera, y dos más de la comunidad El Chivo, en los límites de la Tierra Caliente de Guerrero y Michoacán.

A través de un comunicado, el gobierno de Guerrero confirmó que en La Calera fue hallado un hombre decapitado. La víctima fue identificada como Gilberto Ríos Contreras, hermano de Gersaín Ríos, comisario de San Rafael y promotor de la autodefensa de ese poblado.

También se confirmó el hallazgo de restos de violencia en esa región, como camionetas blindadas abandonadas, una de ellas con las siglas CJNG, así como casquillos percutidos de armas de alto calibre.

"Personal de la Fiscalía General del Estado se trasladó a la comunidad de La Piedra, y los pobladores informaron que se había suscitado un enfrentamiento entre grupos delictivos"

"Durante los recorridos realizados por las fuerzas conjuntas en la comunidad de La Calera, fue localizado un hombre sin vida de aproximadamente 35 años", informó la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz.