México.- Enrique Krauze dueño de la revista Letras Libres y Editorial Clio, que recibió más de 57 millones de pesos de apoyo durante el gobierno de Peña Nieto más de 57 millones de pesos y que aparece en la selecta lista de periodistas millonarios que dio a conocer la presidencia de la República el día de ayer, respondió diciendo que lo que recibieron sus empresas representa muy poquito, el 0.28% de los que se expresa en esa lista.

La dirección de comunicación social de la presidencia de la república ha publicado una lista incompleta de los importes pagados por el gobierno entre 2013 y 2018 a personas físicas y morales.

En esa lista aparecen Enrique Krauze, Letras Libres y Clío, como los terceros favorecidos por el gobierno mexicano.

Esta información es tendenciosa e infundada. En primer lugar, como persona física, Enrique Krauze jamás ha recibido dinero alguno del gobierno.

El dinero que todas las publicaciones y medios masivos recibían del gobierno figura en el portal del INAI. Lo correspondiente a Clío y Letras Libres, aparece también en sus respectivos portales de transparencia. (La página de transparencia de Clío puede consultarse aquí).

En los primeros cinco años del sexenio de Peña, los anuncios de Letras Libres representaron el 0.0435% de la publicidad oficial total. Los de Clío 0.10 %. Para 2018, ambos fueron aún menores.

Entre los medios impresos, Letras Libres tuvo el 0.34% de la publicidad oficial, muy por debajo de otros periódicos y revistas.

Entre los medios electrónicos, Clío representó el 0.28% de la publicidad oficial, muy por debajo de otros medios televisivos.

La nota habla de “otros servicios”. Se trata de series documentales producidas principalmente para la Secretaría de Cultura: el Centenario de Octavio Paz, José Revueltas y Efraín Huerta; el Centenario de Porfirio Díaz y “Generaciones de la literatura mexicana” desde Netzahualcóyotl hasta nuestros días.

Desde 1998, Clío ha producido 500 documentales llevando nuestra historia, semana a semana, a 500,000 personas. A lo largo de dos décadas al aire, los documentales de Editorial Clío han sido vistos por decenas de millones de mexicanos. Ninguna otra empresa cultural ha desplegado esa labor ni cuenta con un acervo semejante.

Pocas empresas culturales pueden vivir sin publicidad oficial. Letras Libres y Clío pueden hacerlo, por la diversificación de sus fuentes de ingreso, sobre todo anunciantes privados nacionales y extranjeros.

Letras Libres no modifica su linea editorial por presiones ni reconoce influencia alguna a partir de la presencia de publicidad oficial. Desde hace veinte años, la revista defiende la libertad y la democracia con absoluta independencia de influencia y poder, tanto en su edición impresa en México y en España como en su sitio de Internet. A continuación pueden consultarse decenas de textos y portadas críticas de los gobiernos anteriores.

Hoy más que nunca, Letras Libres y Clío reiteran su vocación crítica, su misión de llevar la historia a las grandes mayorías, y nuestro compromiso pleno con la democracia y la lucha por las libertades.