El jefe de la Jurisdicción Sanitaria 07, Eduardo Diego Valderrama señaló que las condiciones de inseguridad y los hechos de violencia que se registran en algunas colonias de Acapulco no permiten las labores de fumigación, limpieza y verificación en torno al combate del mosco transmisor del dengue y la chukungunya.

Asimismo mencionó que, en algunas colonias con habitantes de altos niveles adquisitivos, los vecinos no permiten el paso de los trabajadores sanitarios.

Puso como ejemplo colonias como La Jardín, en donde los niveles de violencia no permiten que se puedan realizar las labores, mientras que en colonias como El Guitarrón, son los propios vecinos los que impiden el paso.

Sobre esto, el alcalde de Acapulco, Luis Uruñuela Fey, mencionó que de ser necesario solicitar el apoyo de la Gendarmería para que la Secretaría de Salud de Guerrero pueda realizar sus labores, lo solicitará. Aunque mencionó que la ciudadanía tiene que ver en esta situación:

IMG-20150709-WA0007"La inseguridad tiene como uno de los elementos que la causa la impunidad, y la impunidad tiene mucho que ver a veces con no hacer denuncias y tal vez sea por temor, por la falta de confianza hacia las autoridades. Pero yo creo que si hay denuncias la autoridad no tiene mas remedio que actuar. [...] Si hubo algún problema en esas zonas, pues vamos a verlo; el martes vamos a reunirnos nuevamente con el secretario de Salud [...] si eso es una causa que entorpece la limpieza y la fumigación pues tendríamos que ver como solucionar el problema y nosotros estamos dispuestos a ir", aseguró.

Además, Diego Valderrama resaltó la importancia de las fumigaciones aéreas, así como la colaboración de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para que los jóvenes que realizan su servicio militar participen los días sábado en las labores de lucha contra la enfermedad.

En conferencia, durante su participación en la reinstalación del Comité Municipal de Lucha contra el Dengue y Chikungunya, el funcionario estatal mencionó que esta enfermedad, que arribó a a Guerrero a través de la Costa Chica, se mantendrá en nuestro estado de forma permanente, debido a las condiciones que permiten el desarrollo del mosquito transmisor.

Dijo que actualmente las zonas de mayor riesgo se encuentran en las colonias de Renacimiento, Praderas de Costa Azul, Jardín-Palmas y la Zapata, debido a la poca limpieza que existe por parte de los ciudadanos.

Podrían contraer la enfermedad hasta el 30 por ciento de los habitantes

Entrevistado tras su participación en el Cabildo municipal, Diego Valderrama señaló que las enfermedades como la chikungunya suelen afectar hasta un 50 por ciento de la población de las localidades en las que aparecen por primera vez.

Sin embargo, dijo que en caso de Acapulco el número se acercaría al 30 por ciento.

“Cuando existen estas enfermedades nuevas afectan entre un 40 a un 50 por ciento de la población, lo que significa para Acapulco, que somos un millón de habitantes, probablemente se acercaría a un 30 por ciento de los habitantes”, explicó.

Aunque dijo que la población afectada actualmente no supera el 20 por ciento, advirtió que en la temporada de lluvias el número normalmente aumenta.

“Es por eso que estamos trabajando para poder combatir esta enfermedad”, reiteró.

Recordó que Guerrero ocupa el primer lugar en casos de chikungunya, por lo que están trabajando con diversos organismos estatales y nacionales.

Por ello, dijo, se ha logrado contener “un poco” el número de personas afectadas.

“Entre el mes de mayo al día de hoy han habido evidencias contundentes en el número de consultas menores y en el número de casos sustentados pues ha bajado”, señaló.

No obstante, advirtió que los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus permiten no sólo la transmisión del dengue y la chikungunya, sino de otras enfermedades que no existen actualmente en Guerrero pero de las que hay condiciones para su desarrollo.

“Existen varios virus y uno de ellos es el dengue, la chikungunya y también la zika […]en algunos otros países, sobre todo en Asia, se halla la fiebre amarilla, que es muy mortal y letal, y benditos Dios que no hay aquí”, explicó.