Chilpancingo, Guerrero.- En medio de los cuestionamientos por sus nombramientos, el fiscal general del estado Xavier Olea Peláez dio posesión a los titulares de las fiscalías especializadas en Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, y de Atención de Delitos Electorales, Eloína Sánchez Zamora y Roberto Rodríguez Saldaña, respectivamente.

Ambos nombramientos fueron aprobados la media noche del lunes por el Congreso local, luego de que Xavier Olea retirara las propuestas que había hecho en un primer momento para dichas fiscalías ante las inconformidades que habían generado.

La fiscal especializada en Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas es licenciada en Derecho por la Universidad Americana de Acapulco, con título avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ha sido abogada postulante en diversos despachos jurídicos.

Se desempeñó también como asesora en la Consejería Jurídica del poder ejecutivo del estado, fungió también como auxiliar adscrita al Juzgado Décimo de Distrito en Guerrero, además de otros cargos irrelevantes.

Para las familias de personas desaparecidas y colectivos, Eloína Sánchez “es una completa desconocida”, de quien no conocen su trayectoria ni plan de trabajo, y temen que la fiscalía se convierta en un elefante blanco, dijo el director del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos), Manuel Olivares Hernández.

Olivares Hernández calificó la designación de Sánchez Zamora como un engaño, y recriminó que no se consultara a los familiares de personas desaparecidas en la designación de un fiscal tan importante para las víctimas indirectas de la violencia.

El mismo reproche hicieron en tribuna la diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez, de Movimiento Ciudadano, Silvano Blanco Deaquino y el perredista Perfectos Rosas Martínez, quienes votaron en contra de la designación de Sánchez Zamora.

La legisladora de Morena dijo que no avalaría tampoco a Roberto Rodríguez Saldaña como fiscal especializado en de Atención de Delitos Electorales (Fepade) porque su designación “rompe con los principios del proceso electoral: certeza, legalidad, independencia, imparcialidad”.

Dijo que el nombramiento de Rodríguez Saldaña era una designación “amañada tras acuerdos en lo obscuro”.

“Ambas fiscalías no son divisas ni monedas de cambio, ambas designaciones son inviables y deben reconsiderarse para evitar mayores desencuentro e inconformidades”, dijo.

Rodríguez Saldaña es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Guerrero, con maestría en Derecho Constitucional y Derechos Humanos del Centro de Ciencias Jurídicas de Puebla y, Doctorado por la Universidad Complutense de Madrid, España.

Se desempeñó también como comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales del Estado de Guerrero (ITAIGro).