México,(Notimex).- Con el fin de contribuir al rescate de la memoria colectiva, este domingo se entregó el Premio Nacional Carlos Montemayor 2019 al compositor Francisco Madrigal Toribio y a la asociación Mujeres del Alba, la cual retoma el nombre de la novela póstuma del escritor.

En la ceremonia, realizada en el Salón Adolfo López Mateos del Complejo Cultural Los Pinos, el comité organizador de esta distinción también entregó dicho premio a Florencio Lugo Hernández y Francisco Ornelas Gómez, sobrevivientes del asalto al cuartel militar de Ciudad Madera, ocurrido el 23 de septiembre de 1965.

En entrevista con Notimex, Susana Patricia de la Garza Montaño, presidenta del Comité Organizador del Premio Nacional Carlos Montemayor, recordó que mañana lunes dicho acontecimiento cumplirá 54 años de haber sucedido.

Rememoró que el 23 de septiembre de 1965, 13 combatientes del Grupo Popular Guerrillero (GPG) —encabezados por el profesor Arturo Gómez— intentaron tomar por asalto el cuartel militar de Ciudad Maderam en la sierra de Chihuahua, operación que dio como resultado ocho muertos.

El ataque fue producto de la decisión colectiva del GPG, tras años de lucha campesina en la sierra de Chihuahua, la cual se enarboló contra el despojo de sus tierras y luego de la represión padecida por los campesinos que se animaron a protestar.

Aunque la toma por asalto del cuartel no se logró, el movimiento armado involucró a miles de personas, contribuyó a la formación de decenas de organizaciones político-militares e impactó en la realidad nacional, logrando imponer un viraje en el rumbo del país, mencionó.

Rememoran situación de campesinos en Chihuahua

De la Garza Montaño dijo que los integrantes del GPG eran jóvenes valientes, quienes tenían el compromiso de rescatar las tierras en Chihuahua — entidad en donde aún existían latifundios—, pero con una difícil situación en contra, pues durante aquellos tiempos debían luchar para acabar con las masacres a indígenas, así como erradicar los despojos de tierras a campesinos, razón por la cual dicho movimiento surgió.

Agregó que entre ellos se encontraban campesinos, estudiantes de escuelas normales y profesores, y aclaró que este grupo no debe confundirse con la Liga Comunista 23 de Septiembre, la cual nació en 1973 y se le puso ese nombre por los hechos ocurridos durante 1965 en el cuartel militar de Ciudad Madera.

Luego de recibir el reconocimiento, el escritor y compositor Francisco Madrigal agradeció al comité organizador por la entrega de dicha distinción, la cual consistió en un diploma de metal montado en madera.

El ex combatiente Florencio Lugo Hernández dijo que el movimiento armado al que perteneció fue atacado por detractores, quienes pretendieron restar importancia a las aportaciones hechas por tal grupo a la vida política.

Mientras que el también ex combatiente Francisco Ornelas Gómez hizo un recuento de lo sucedido durante aquellos tiempos, y dijo que para revertir la situación se manejaron dos vías: una legal y otra armada.

Entre el público presente en el salón Adolfo López Mateos se encontraban tanto la senadora Nestora Salgado, como también Cecilia Soto —representante del gobierno de Chihuahua— , quienes asistieron de la misma manera a la proyección de la película Las Armas, basada en el libro de Carlos Montemayor (1947-2010) intitulado Las Armas del Alba (2003).