México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el gobierno de Enrique Peña Nieto le entregó a Petróleos Mexicanos (Pemex) en una situación “decadente”, pero en sólo seis meses, subrayó, se ha logrado estabilizar a la empresa productiva del Estado, al grado de que ya se genera un millón 700 mil barriles de petróleo diario.

De visita exprés por la Cuenca del Papaloapan de Veracruz para la presentación del Plan Nacional de Producción y Exploración de Pemex capítulo Ixachi, el Ejecutivo dijo que, con la eliminación de la corrupción, además de la dinamización en la exploración de 20 nuevos campos, Pemex podría alcanzar una producción de dos millones 200 mil barriles diarios antes de que concluya su sexenio.

“Ya se logró detener la caída en la producción, hoy tenemos una producción de un millón 700 mil barriles, vamos a recuperar la producción”, soltó, y celebró que en estos primeros seis meses de su administración se tengan firmados todos los contratos para la creación de infraestructura, exploración y producción de pozos petroleros.

Al recorrer la planta Ixachi 1001 –donde recibió una muestra de petróleo crudo “de excelente calidad” en el pozo Ixachi 1-DL– y luego de hacer una parada técnica en la “batería de separación” donde se libera al petróleo de residuos, López Obrador manifestó que hay optimismo para que en 2022 ese pozo pueda producir 80 mil barriles de petróleo por día.