México.-A pesar de haber caído de nueva cuenta por goleada en el Mundial femenil de Francia 2019, la selección de Tailandia hizo historia este domingo al anotar su primer gol de la justa, por lo que su entrenadora lo festejó de manera emotiva y no pudo contener las lágrimas.

Al final, Suecia terminó imponiéndose por 5-1, pero poco le importó al conjunto asiático que, al sonar el silbatazo final, corrió a festejar con los cientos de aficionados que acompañaron a las jugadoras en este histórico momento.