Chilpancingo.- La Fiscalía General del Estado (FGE) desplegó a 220 policías ministeriales en los principales destinos turísticos de la entidad como parte de un operativo de seguridad de fin de año.

De acuerdo a un breve comunicado, la presencia de la Policía Ministerial será en las carreteras que tengan mayor afluencia de visitantes, como Taxco, Acapulco, Zihuatanejo, Iguala, Chilpancingo, Marquelia y Coyuca de Benítez.

En el operativo hay presencia de personal de las agencias del Ministerio Público para recibir denuncias, brindar auxilio y atender incidentes durante la temporada vacacional decembrina.

En el caso de Acapulco, además de realizar recorridos en la zona urbana, la Fiscalía informó que hay presencia disuasiva en el área suburbana del puerto con la finalidad de capturar a quienes sean descubiertos cometiendo un delito.

Aseguró también que las agencias del Ministerio Público están preparadas con agentes, peritos y policías para ofrecer atención directa e inmediata a los turistas.