GUERRERO.- La responsable del Plan de Organización Nacional de Morena en Guerrero, Esther Araceli Gómez Ramírez rechazó la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que determinó que sea el Instituto Nacional Electoral (INE), el que realice la encuesta para elegir a la nueva dirigencia nacional del partido y que esta se aplique entre militantes y simpatizantes.

Consulta vía telefónica, Gómez Ramírez explicó que en el caso de Guerrero donde se renovarán dirigencia esperarán que el semáforo epidemiológico cambie a verde para realizar las asambleas y trabajan en la unidad para impedir que órganos externos tomen partido de algo que solo les compete a los militantes.

“Es algo que nosotros como militantes no podemos estar de acuerdo (con el TEPJF), no podemos estar aceptando o acreditando una situación de esa índole, debido a que se está mandatando una encuesta abierta a la ciudadanía, algo que vulnera los derechos políticos de los militantes”, comentó.

“Soy fundadora del partido y para mí es una violación total a los militantes de nuestro instituto, es algo ilógico que la ciudadanía en general pueda decidir sobre la dirigencia de un partido”.

Sin embargo, reconoció que el TEPJF “es la última instancia que puede emitir este tipo de fallos” y deberán de acatarla, aunque no estén de acuerdo.

“Se tiene que acatar. Nosotros al decidir compartirnos en partido sabíamos que la consecuencia era jugar en la pista de estas instituciones y se tiene que acatar definitivamente”, comentó.

Reconoció que la resolución del Tribunal Electoral se dio luego que en Morena “no tuvimos la capacidad de resolver en tiempo y forma una resolución que no venía de esa magnitud”, y recordó que fue el propio partido quien aprobó en un congreso nacional la encuesta para renovar la dirigencia, pero al no llevarla a cabo intervino el órgano electoral.

Gómez Ramírez precisó que en los estados donde se habrá de renovar dirigencias como Guerrero no hay ninguna viabilidad que se realicen en cuestas, y el Tribunal en su resolución reconoce que las asambleas para renovar dirigencias no se pueden realizar debido a la pandemia, no así la presidencia nacional y la secretaría general, cargos que no estaban avalados por asambleas.

En relación con la renovación de la dirigencia en Guerrero dijo que trabajan con el presidente del Consejo estatal, Luis Enrique Ríos Saucedo y el Comité Estatal, pero la renovación se realizará hasta que el semáforo epidemiológico cambie a verde y puedan realizar las asambleas.

“La unidad que estamos trabajando, evitar que los órganos externos del partido y de cualquier persona pueda tomar partido de algo que solo les compete a los militantes. Estamos armando los tiempos para que no nos venzan los tiempos y mucho menos vayamos a permitir una intromisión de tal magnitud en el estado de Guerrero”, dijo en alusión a la resolución del TEPJF.

A nivel nacional Morena tiene más de ocho meses tratando de llevar a cabo la elección de sus dirigentes, pero entre la pandemia y sus problemas internos, no lo han realizado.

Lo que provocó la presentación de denuncias de militantes ante el TEPJF contra la dirigencia interina por incumplir el resolutivo de los magistrados donde se les ordeno elegir a su dirección por encuesta.