México.- Una reducción en el crecimiento económico para este año podría derivar en mayor inseguridad y un sobreendeudamiento de la población, estimó el presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Fernando López Macari.

El pronóstico de crecimiento económico para México de 1.8 por ciento que el IMEF calculó en enero bajó en julio a 0.9 por ciento, refirió el directivo.

Comentó que la economía se está desacelerando más de lo anticipado ante factores domésticos y desconfianza de los inversionistas por falta de claridad en los planes de negocio del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Con un menor crecimiento económico lo que tradicionalmente sucede es que puede haber un incremento en inseguridad, pudiera haber un sobreendeudamiento de la población en donde las personas por la falta de empleo y la falta de crecimiento en su economía tengan que recurrir al crédito y esto podría afectar en el largo plazo el bienestar social de las personas”.

En el marco de la reunión del Consejo Directivo nacional del IMEF que este mes tuvo como sede Puebla, consideró que a medida que los estados garanticen seguridad habrá mayor confianza de los inversionistas y potencial de crecimiento.

“La seguridad es una condición *sine qua non* para el crecimiento económico, podemos ver que las entidades que más crecen en México son donde hay mayor percepción de seguridad, el caso de Baja California y Yucatán donde los inversionistas, los ciudadanos se sienten confiados de estar, de invertir, de asociar sus capitales y de generar un proyecto de vida para esa entidad en particular”.

López Macari consideró que una forma de garantizar certidumbre a los inversionistas es que se haga pública la agenda legislativa así como conocer el plan de gobierno, y ante este escenario recomendó ser prudentes en el gasto, y cuidar el endeudamiento.

“Tampoco estamos en un escenario catastrófico, esa es una realidad, estamos en un bajo crecimiento económico. Estamos viendo una curva de desaceleración más prolongada de lo que esperábamos, pero confiamos en que pronto se va a reactivar, el momento económico que está viviendo Estados Unidos ayuda mucho a que México tenga una certidumbre de prosperidad en el largo plazo”, señaló.