Ciudad de México.-Algunos usuarios de Twitter comenzaron a rumorar que la muñeca diabólica Annabelle, esa que aparece en las películas de terror sobre los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren, ¡se escapó del museo donde la tienen resguardada! Pero solo son rumores y falsos.

Por la mañana, Annabelle se convirtió en tendencia en redes sociales al lograr más de 250 mil menciones que aseguraban, la muñeca cobró vida y ¡escapó del museo de los Warren! Y claro, ¡es otro engaño del Internet!

¿Cómo comenzó el rumor?

Comenzó luego de que surgieran noticias sobre la actriz británica Annabelle Wallis, quien es conocida por interpretar a Grace en “Peaky Blinders”. En una entrevista la famosa contó cómo logró obtener el papel de coprotagonista en “The Mummy”, al lado de Tom Cruise.

Pero la confusión comenzó, cuando al compartir el video en chino, éste se tradujo mal y cambió el sentido de la oración por completo: “Annabelle escapó”, y probablemente así es como comenzaron los rumores sobre la muñeca.

En esa entrevista que se hizo viral y fue sacada de contexto, Annabelle Wallis, quien interpretó a Mia en la película original de “Annabelle”, habló sobre su experiencia de trabajar al lado del director de la muñeca satánica, James Wan. Aseguró que tienen una relación muy especial, “es un hombre maravilloso”.

Las películas de terror se basaron en la muñeca Raggedy Ann, que hasta la misma Lorraine Warren describió como “malvada”.

“Las apariencias engañan. No es el aspecto de la muñeca lo que da miedo; es lo que se ha infundido dentro de la muñeca: maldad ”, dijo a USA Today en 2017.

El “reinado del terror” de Annabelle comenzó en 1970 después de que una mujer se la regaló a su hija, Donna, una estudiante de enfermería. Poco después comenzaron a notar que la muñeca levitaba y atacaba a personas.

Fue entonces cuando llamaron a Lorraine y Ed Warren, y determinaron que la muñeca Annabelle era un “espíritu demoníaco inhumano”. Confiscaron la muñeca y la llevaron a su museo, el Warren Occult Museum, para mantenerla a salvo.

La muñeca permanece en el Museo de lo Oculto de Warren en Connecticut hoy y no ha escapado. En un video de 2017, los trabajadores se rociaron con agua bendita después de mover a Annabelle, que se encuentra en una vitrina.