Guerrero.- Los militares que ayer abatieron a 14 presuntos delincuentes en Tepochica, municipio de Iguala, aplicaron la “Ley Nacional sobre el Uso de Fuerza, como respuesta a una agresión con armas de fuego”, manifestó en la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena).

En un comunicado, la Sedena detalló que ayer minutos antes de las 5 de la tarde, personal militar adscrito a la 35/a Zona Militar con sede en Chilpancingo, realizaban labores de reconocimiento terrestre en Tepochica.

Durante el recorrido, los militares encontraron a un convoy de personas armadas que comenzaron a agredirlos con disparos de arma de fuego; las fuerzas castrenses repelieron la agresión y dejaron el siguiente saldo.

–Un militar que resultó herido y que fue trasladado al hospital General “Jorge Soberón Acevedo”, en el municipio de Iguala para su atención médica, quien desafortunadamente falleció a causa de las lesiones recibidas.

–14 Presuntos delincuentes armados fallecidos, quienes se encuentran en calidad de desconocidos.

–13 Armas largas (seis fusiles AK-47, seis fusiles AR-15 y un Fusil Galil) y seis armas cortas (cinco pistolas y un revolver).

–Una granada de mano y diversas municiones y cargadores.

–Tres vehículos (dos con reporte de robo).

–Equipo táctico, de radiocomunicación y teléfonos celulares.

Durante el enfrentamiento, de acuerdo con el comunicado, un grupo de personas armadas logró huir de la zona con rumbo desconocido.

La Sedena detalló que el militar herido cumplió con su labor ya que era tirador y agente de seguridad del primer vehículo al frente del convoy oficial.

“Su función principal era la de proteger a sus compañeros de armas y permitir que adoptaran un dispositivo de seguridad, poniendo de manifiesto con este hecho su valor, lealtad institucional, celo profesional y entereza, así como su elevado nivel de adiestramiento, evitando con esto, que se suscitaran más bajas”.

“Se informa a la población que hechos como este, compromete al personal militar para continuar trabajando incansablemente con el fin de acotar a los grupos delictivos y contribuir con el objetivo de alcanzar la paz y seguridad que anhela el pueblo de México, actuando con la firmeza y energía necesarias en la aplicación y uso de la fuerza para la protección de la sociedad y de los integrantes del Instituto Armado”, detalla la Sedena.