México.- Ante el reportaje titulado “Becas del Fonca: entre la discrecionalidad y el abuso” que publicó Notimex, creadores que han sido beneficiados con un apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) dieron cuenta a través de redes sociales de los trabajos que lograron con el estímulo gubernamental.

Fernanda Melchor, Antonio Ortuño, Naief Yehya, Malva Flores, Antonio Malpica, Claudina Domingo, Pablo Soler Frost, Ave Barrera y Carmen Boullosa son algunos de los autores que han defendido sus creaciones con el hashtag #YTúQuéHicisteConElFonca.

Fernanda Melchor, quien recibió hace unos días el Premio Internacional de Literatura 2019, recordó que con el apoyo del Fonca terminó de escribir y corregir su libro "Temporada de huracanes", el cual ni siquiera fue su proyecto principal pues inició dos novelas durante su año como becaria.

La autora reconoció que durante su primera beca de Jóvenes Creadores apenas pudo terminar una novela que nunca quiso publicar. "Este fracaso me dejó devastada pero me enseñó una gran lección: tener paciencia y seguir intentando".

El escritor Antonio Ortuño dijo que con el estímulo logró seis libros, siete traducciones y tres premios internacionales, además de haber sido finalista del Premio Herralde de Novela 2007.

La escritora Carmen Boullosa indicó que escribió varios libros que fueron traducidos a seis lenguas y que además fueron premiados, así como la financiación asistente para coordinar lecturas, ediciones, talleres y leer a autores mayores.

La autora también tuiteó: "Desde ultratumba responden García Márquez y Carlos Fuentes: 'Fundamos la Cátedra Cortázar, para invitar a escritores hablar de ese grande que fue nuestro amigo".

Antonio Malpica también se sumó a la ola de comentarios bajo el hashtag #YTúQuéHicisteConElFonca y recordó que con ella ganó "la tranquilidad de no tener que pensar si va a haber para pagar los gastos de cada mes", además de escribir cuatro novelas y tener una en proceso.

Ave Barrera, ganadora del Premio Lipp la Brasserie 2018, apuntó que escribió que ganó el Premio Sergio Galindo, se cambió de ciudad, comenzó otra vida y se dedicó su vida a la literatura. "Empecé una maestría en letras portuguesas y otra novela", agregó.