Acapulco.- A causa de la violencia que se vive en el puerto de Acapulco, maestros y unos 300 alumnos de al menos dos escuelas, adelantaron vacaciones, según lo informó el jefe de los Servicios Educativos Estatales de la Región Acapulco-Coyuca, José Pedro Álvarez de Dios.

En entrevista, el funcionario estatal señaló que ante las amenazas realizadas dentro y fuera de la institución, a partir del jueves pasado, tanto alumnos, como maestros y padres de familia, han tenido que suspender clases y levantar denuncias para exigir a las autoridades la presencia de agentes de seguridad.

"Son dos escuelas una primaria y una telesecundaria, las que tenemos aquí con problemática mayor, que están dentro de la colonia La Libertad, ubicada en la Emiliano Zapata", dijo Álvarez de Dios.

Asimismo, el funcionario señaló que los maestros se han visto amenazados en llamadas telefónicas y pintas que les realizan afuera de sus vehículos. Mientras que los alumnos los comenzaron a intimidar fuera de la institución.