Ciudad de México.- El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, reconoció a los maestros que "hicieron caso omiso" al llamado de algunos líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para participar en el paro laboral indefinido, al que calificó como "injusto".

Señaló que la gran mayoría de los docentes no hace caso a líderes de la CNTE para llevar a cabo este paro, que es injusto porque busca mantener privilegios que están perdiendo, como la venta y herencia de plazas, así como obligar a los maestros a dejar a los niños sin clases y hacer marchas para presionar al gobierno.

Nuño Mayer reiteró que prácticamente 100 por ciento de las escuelas en Oaxaca ya están funcionales, lo mismo que en Guerrero; mientras que en Michoacán y Chiapas son más de 95 por ciento, y confió en que estas cifras aumenten.

El funcionario federal reiteró que se aplicará la ley, por lo que aquellos que llegaron a cuatro faltas serán dados de baja, como se había anunciado, y detalló que esta semana y la próxima se realizarán las notificaciones respectivas.

Entrevistado al final de la ceremonia de Honores a la Bandera, subrayó que la reforma no tiene marcha atrás, por lo que no tiene sentido sentarse a hablar sobre su abrogación, ya que eso no está a discusión; pero si el diálogo es aceptando la reforma y sobre cómo se podría mejorar la educación, la puerta está abierta.

En ese sentido, el secretario de Educación reiteró el llamado a esos pocos líderes, que ya los maestros han ido dejando solos, para que recapaciten y cambien su postura, y entonces se pueda dar el diálogo.

Respecto al conflicto en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), dijo que corresponderá a sus autoridades dar a conocer si es que se pierde el semestre, aunque enfatizó que realizan un esfuerzo muy grande para que esto no suceda, y confió en que se avance para poder concluir el semestre.

Con información de Notimex