Ciudad de México.- Autoridades penitenciarias españolas indicaron que no hay constancia del presunto mal estado de salud del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, como informó en su comunicado oficial la FGR.

De acuerdo a Animal Político, “fuentes penitenciarias de España dicen no tener constancia de que Lozoya tuviese algún padecimiento”.

A su llegada a México, el exdirector de Pemex fue trasladado a un hospital privado debido a problemas de salud importantes, lo que fue ratificado por un médico de la propia familia del exfuncionario.

“El perito médico de la Fiscalía General de la República (FGR), por su parte, realizó la revisión física y médica correspondiente del extraditado y encontró anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud, por lo que propuso su internación en un hospital. La familia del extraditado pidió, y se le autorizó, que un médico particular hiciera también una revisión, en la que encontró los mismos síntomas. En razón de lo anterior, el MPF ordenó su traslado a un hospital”, dijo la Fiscalía en su comunicado.

No llegó al Reclusorio Norte

El exdirector de Pemex llegó poco antes de la una de la mañana al Aeropuerto internacional de la Ciudad de México en un avión de la Fiscalía General de la República (FGR) proveniente de España, país del que fue extraditado en cumplimiento de dos órdenes de aprehensión por los casos Odebrecht y Altos Hornos de México.

Hasta ahí todo marchaba como estaba previsto. Pero en las horas posteriores, lo que debió ser una puesta a disposición ante los jueces que ordenaron su captura se convirtió en un traslado a un hospital por problemas de salud realizado en medio de versiones contradictorias.

De forma cronológica los hechos ocurrieron de la siguiente forma: a las 3:58 de la mañana de este viernes un convoy compuesto por 6 camionetas, un automóvil y 2 motocicletas – todos de la FGR – abandonó las instalaciones del aeropuerto capitalino en el oriente de la capital.

El trayecto del convoy fue seguido por numerosos medios de comunicación. A las 4:24 de la mañana el convoy llegó al Reclusorio Preventivo Norte en la alcaldía Gustavo A. Madero donde decenas de fotógrafos y camarógrafos ya lo esperaban.