México.- Elvira Concheiro, Armando Bartra y Rafael Barajas “El Fisgón” coincidieron en que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) deberá reinventarse y fortalecer su formación de cuadros para evitar su declive y mantener al instituto político como un movimiento más que como un partido.

Durante el debate público “¿Qué partido de izquierda necesitamos en tiempos de la 4T?” organizado por la Brigada para leer en libertad, Concheiro opinó que Morena se tiene que reinventar inmediata y totalmente, pues recordó que la sociedad ha cambiado y “ya no existen organizaciones sólidas eternas”.

“Ahora tenemos una sociedad en proceso de transformación, que se está revolviendo todo y que se están pisando intereses muy poderosos. Morena tiene por delante la gran responsabilidad de ver en ámbitos que no tocan al gobierno cómo se logra la transformación”, dijo.

En tanto, Bartra consideró que existen dos corrientes dentro de Morena: los que -según él- lo ven como un “partido-partido”, que piensan que la tarea principal es ganar elecciones y ocupar puestos de gobierno, y los que lo ven como un “partido-movimiento”, que lo consideran como un activismo social y reivindicativo.

“El problema mayor es que hay un sabotaje y una provocación por parte de quienes se quieren quedar con el partido, aún a costa de destruir al partido”, estimó al señalar que se trata de personas que vierten calumnias con afirmaciones sin sustento con el fin de judicializar el proceso.

A su parecer, Morena tiene 10 grandes problemas que debe enfrentar, entre ellos, la incapacidad de sustituir a Andrés Manuel López Obrador, presuntos militantes, migración de cuadros al gobierno, considerarlo un trampolín para cargos públicos y carencia de análisis político.

Asimismo, el bloqueo a la operación del Instituto de Formación Política, la fragmentación y la ausencia de debate ideológico en sustitución de conflictos personales. “Tenemos un gran partido, la mayor fuerza política organizada, pero en este momento no está operando como partido”.

En tanto, Rafael Barajas “El Fisgón”, quien dirige el Instituto Nacional de Formación Política de Morena, recalcó que se necesita reactivar el movimiento para que mantenga un papel activo y que no sea víctima de los vicios de la política mexicana, “no es posible que el eslabón más débil del proceso de la Cuarta Transformación sea el partido”.

Durante el debate realizado en el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear, el caricaturista subrayó que se debe elevar la cultura política del movimiento, ya que por el momento se mantiene un bajo nivel de debate por quienes ponderan sus agendas personales antes que los intereses del país.

“Se requiere gente preparada, donde se discutan temas de buen nivel y temas de fondo y eso no es lo que estamos teniendo, la gente antepone intereses muy mezquinos y muy personales por encima de la discusión programática y de la discusión de ideas”, agregó.