Guerrero- María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, podría quedar en libertad esta semana, -ambos involucrados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa-. Pineda Villa enfrentará un par de audiencias que definirán si permanece en el penal femenil de Amacuzac, en Morelos.

Este martes, el juez federal Enrique Vázquez Pérez tomó, de nueva cuenta, la declaración preparatoria a Pineda Villa como parte del caso que se le sigue por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero por la compra de 31 inmuebles.

En esta audiencia, realizada a través de videoconferencia, también se darán a conocer los nombres de los testigos protegidos, llamados "Mateo" y "X", quienes fueron utilizados por el Ministerio Público de la Federación en este caso.

Por otros procesos se conoce que el primero podría referirse a Sergio Enrique Villareal Barragán, El Grande, operador de la organización criminal de los Beltrán Leyva, y quien fue extraditado en 2012 a Estados Unidos, donde se convirtió en testigo protegido.

El otro testigo protegido de la ahora Fiscalía General de la República y que declaró en contra del matrimonio, con nombre clave “X”, se trataría de Eynar Rodrigo Lozano Mendoza, quien colaboró con el cártel de Sinaloa.

Fue esta situación, el no dar a conocer los nombres de este par de testigos protegidos, lo que provocó que el Tercer Tribunal Colegiado Penal, con sede en Toluca, Estado de México, otorgara un amparo a Abarca y su esposa, que derivó en ordenar se repusiera el proceso en contra de ambos.

Tanto Abarca como su esposa han librado ya tres juicios más, y éste es el único que los mantiene en prisión, en el caso del ex edil está internado en el penal de máxima seguridad de El Altiplano.

En este caso también están acusados la hermana del ex alcalde de Iguala, Rosalía Abarca Velázquez, y su esposo, Cirilo Lara Brito, quienes además de delincuencia organizada y lavado de dinero, también están acusados del delito de defraudación fiscal.