México.- Al parecer el Cartel de Sinaloa le torció el brazo. Humilló a sus efectivos y a su gobierno. Lo hizo desde el despliegue, pero también desde una capacidad de fuego superior. Esa superioridad se vio reflejada en uno de los primeros videos que comenzaron a circular en las redes sociales. En ella se puede ver una furgoneta blanca, aparentemente blindada o forrada en acero balístico, en cuya cajuela se observan dos sicarios. Uno de ellos al mando de una poderosa ametralladora: la Browning M2.

La Browning M2 (calibre .50 o 12,7) es un arma mundialmente conocida que cuenta ya con 86 años. Nació en 1933 aunque había sido diseñada hacia el final de la Primera Guerra Mundial por John Browning. Lo hizo para equiparar la fuerza de sus aliados franceses e ingleses que tenían la Hotchkiss, con la cual se hacían más fuertes sobre el terreno.

Dispara un cartucho mucho más poderoso que su antecesora, la M1917, sobre la que se basó Browning. Luego, en los años 30, sería la compañía Colt la que se haría cargo de su perfeccionamiento y fabricación. Sin embargo, continuó teniendo el nombre de su creador, ya fallecido. Su debut fue en la Segunda Guerra Mundial, pero desde entonces se la utilizó en otros conflictos bélicos como: la guerra de Corea, Vietnam, de los Seis Días, Yom Kippur, guerra civil camboyana, Malvinas, Irán e Irak, Golfo, Afganistán... la lista es interminable.

También está en poder de los narcotraficantes mexicanos, que la utilizan para repeler el fuego oficial o combatir a sus enemigos internos.

Es conocida como “la madre de todas las ametralladoras” por su fama mundial y su efectividad y poder de fuego. Mide casi dos metros y pesa cerca de 40 kilos que pueden llegar a 60 si se incluye el trípode. Su alcance efectivo es uno de sus puntos fuertes: 1.800 metros. Sin embargo, cuando fuera usada como artillería antiaérea, su rango era de 300 metros, fundamentalmente para repeler a helicópteros o aviones de baja velocidad. Ah, faltaba un detalle: puede disparar ¡550 proyectiles por minuto.