#Suave Patria

Esta es la violencia social de la que huyen los centroamericanos

El Triángulo Norte de Centroamérica es la fuente principal de migrantes que atraviesan México con la esperanza de ingresar a Estados Unidos.

Por Redacción, 2019-07-05 14:27

México.- El llamado Triángulo Norte de Centroamérica, formado por El Salvador, Guatemala y Honduras, es un foco de pobreza, corrupción, violencia de pandillas y extorsión.

También es la fuente principal de migrantes que atraviesan México con la esperanza de ingresar a Estados Unidos. Las altas cifras de este flujo han tensionado las relaciones entre Estados Unidos y México.

El presidente Donald Trump, quien prometió construir un muro en la frontera con México y desplegó tropas allí, amenaza con recortar aún más la ayuda a las tres naciones del Triángulo Norte e imponer un arancel a productos mexicanos en caso de que el flujo de migrantes no disminuya, y rápidamente.

La medición con base en quién es detenido al cruzar la frontera de Estados Unidos, refleja que ha habido un repunte en la cantidad de migrantes que salen de El Salvador, Guatemala y Honduras. En los primeros ocho meses del año fiscal que comenzó en octubre, cerca de 440,000 inmigrantes del Triángulo Norte fueron detenidos, el doble que en todo el año anterior, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Entre los que emigran de los países del Triángulo Norte, según el cálculo, menos de 10% se queda en Centroamérica. La mayoría trata de llegar a Estados Unidos, en algunos casos pagan a contrabandistas, y en otros, viajan en caravanas por temas de seguridad, a menudo con la esperanza de solicitar y recibir asilo. Una de estas caravanas a finales de 2018 se componía de hasta 7,000 hombres, mujeres y niños.

El término comenzó siendo económico, usado para describir un acuerdo de libre comercio entre los tres países que se firmó en 1992.

Honduras y El Salvador tienen una de las tasas de homicidios más altas del mundo. En Honduras hubo 40 asesinatos por cada 100,000 personas en 2018, en comparación con 19 por cada 100,000 en México. La extorsión es otro problema. La Prensa informó en 2015 que los residentes de los tres países pagan más de 650 millones por año, combinados, en dinero de protección.

Además, la oportunidad económica es escasa. Tanto en Honduras como en Guatemala, aproximadamente 60% de la población vive por debajo del umbral nacional de pobreza. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) señaló que más de la mitad de los migrantes salvadoreños que se juntaron en una caravana en el norte en octubre 2018 citó la oportunidad económica como motivo para abandonar la región.

Décadas de guerra, cuyo legado se hace presente bajo la forma de crimen organizado y débil control estatal. Cuando terminaron las guerras civiles en El Salvador (1992) y Guatemala (1996), las pandillas paramilitares que habían sido reclutadas para las campañas de contrainsurgencia no fueron desmanteladas de manera efectiva.

Algunos jóvenes que huyeron a Los Ángeles durante estas guerras, especialmente de El Salvador, formaron la MS-13 y las pandillas Barrio 18, y fueron deportados a casa a fines de los años 90 bajo una iniciativa ordenada por el presidente Bill Clinton. En casa, estas pandillas establecieron una economía sumergida en la extorsión.

Los narcotraficantes y los cárteles locales distribuyen drogas en el Triángulo Norte, y la competencia por dominar este comercio —y el territorio requerido para ejecutarlo— es una fuente importante de conflicto. La ley ha tenido poco impacto, es superada y, en algunos casos, hasta cómplice.

Los sucesivos líderes han luchado por combatir la violencia e impulsar las perspectivas económicas. Pero los países también ven beneficios cuando la gente se va en grandes cantidades, ya que los ciudadanos que encuentran mejores oportunidades económicas en otros lugares envían a casa miles de millones de dólares cada año para sus familias.

«Es nuestra culpa» que las personas huyan de sus hogares, reconoció el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, el 30 de junio.

Aunque los tres países avanzaron hacia políticas económicas orientadas al mercado en los años 1980 y 1990, los beneficios «no se han traducido en mejores condiciones de vida para muchos de los residentes de la región», informa el Servicio de Investigación para el Congreso. Guatemala gasta 258 dólares per cápita en programas sociales, según el Banco Mundial, en comparación con 2,193 en Costa Rica.

Bajo la presidencia de Barack Obama, Estados Unidos. condicionó el aumento de la ayuda financiera a pasos positivos por parte de los tres gobiernos del Triángulo Norte. A su vez estos informaron un gasto de más de 4,400 millones de dólares para complementar la ayuda estadounidense recibida entre 2016 y 2018.

El gobierno Trump inicialmente mantuvo la estrategia de Obama, y Estados Unidos ha asignado casi 2,600 millones de dólares a Centroamérica desde 2016, en su gran mayoría destinado a los tres países del Triángulo Norte. Pero la asignación de EE.UU. ha bajado cada año, y Trump ha amenazado con recortarla aún más.

En un tuit de octubre dijo que los tres países «no lograron impedir que las personas salieran de su país y vinieran ilegalmente a Estados Unidos», por lo que su gobierno «ahora comenzará a recortar o reducir sustancialmente la masiva ayuda externa que se les otorga habitualmente».

En marzo, el Departamento de Estado indicó que había cancelado toda asistencia extranjera, por instrucción de Trump. Luego, en mayo, el gobierno anunció que dos tercios de la ayuda para el Triángulo Norte seguirían adelante, y que se decidiría sobre el resto en discusiones con el Congreso. Algunos demócratas que compiten para desafiar a Trump en las elecciones del próximo año prometieron un impulso en la ayuda a los países centroamericanos.

#Suave Patria

Manifestantes irrumpen en hotel de AMLO por culpa del alcalde potosino

Uno de los manifestantes le hizo saber que la gente está desquiciada por la falta de atención del presidente municipal de Ciudad Valles.

Por Redacción, 2019-07-20 14:23

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la democracia es orden, y que si bien hay necesidades y diferencias «todos merecemos respeto», luego de que ayer un grupo de manifestantes irrumpió en el hotel donde pernoctó en San Luis Potosí.

El viernes por la noche un grupo de manifestantes de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado del municipio irrumpió en el hotel e intentó impedirle al mandatario el acceso cuando se dirigía a descansar, en protestaba por «la falta de atención del presidente municipal».

Tras aseverar que se trató de un acto de provocación, López Obrador indicó: «no se preocupen, yo aquí me quedo, no tengo guardaespaldas y nadie los va a reprimir, porque no estamos en el régimen de antes, ahora hay libertad y democracia».

De acuerdo con un video que circula en redes sociales, la noche de ayer los manifestantes se apostaron en el hotel, en el momento en que el presidente llegaba, luego de haber cumplido su primer día de gira de trabajo por la Huasteca Potosina.

«La única cosa que quiero es que por favor se retiren, porque no merezco que aquí, donde voy a descansar, se metan ustedes a la fuerza», expresó López Obrador.

«Democracia es orden, es orden democrático y todos merecemos respeto, aunque se tengan necesidades, siempre hay que respetar, y respetar a la autoridad y una autoridad legítimamente nombrada por el pueblo, yo no soy un usurpador», indicó.

Uno de los manifestantes le hizo saber que la gente está desquiciada por la falta de atención del presidente municipal, a lo que el mandatario federal respondió: que «si el presidente municipal está tomando una decisión, ¿por qué tienen que hacerme esto a mí?».

Yo vengo aquí a atender a todos, pero no merezco esto que me están haciendo, dijo el jefe del Ejecutivo federal a los manifestantes, quienes después del breve diálogo se retiraron.

#Suave Patria

Fredy Luna pinta su raya: «no todos los evangélicos apoyamos a Obrador»

El líder religioso, con representantes de más de 10 congregaciones, no se sumarán a la repartición de la cartilla moral.

Por Redacción, 2019-07-20 14:13

México.- El pastor evangélico, Fredy Luna, dijo que respetan las buenas intenciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero aclaró que no todas las iglesias evangélicas se sumarán a la repartición de la Cartilla Moral, como anunció el líder religioso, Arturo Farela.

«Nosotros pintamos nuestra raya», expresó en conferencia de prensa con representantes de más de 10 congregaciones de evangélicos, las cuales coincidieron en que no se sumarán a la repartición de dicho documento.

«Desde mi punto de vista, esta Cartilla Moral es simplemente una cortina de humo para distraer algunos actores parte del equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador», expuso el presidente del Consejo Representativo de Iglesias Evangélicas del Estado de Veracruz.

Consideró que existe un discurso de «doble moral», porque por un lado se habla de la importancia de la familia y por otro hay propuestas que atentan contra ella como «el matrimonio gay, el divorcio encausado y otros temas».

Expuso que el gobierno federal debería tener sus propios canales de repartición de la Cartilla Moral a través de la Secretaría de Educación y no que los grupos religiosos se sumen a esto, pues ya se cuenta con un libro de valores y principios como lo es la Biblia.

En días pasados, el presidente del Parlamento Nacional Evangélico Latinoamericano, Carlos Gordillo, quien también estuvo presente en la conferencia, comentó a Notimex que en México existen 12 millones de evangélicos y que cada líder representa a congregaciones que suman algunas porciones.

En ese sentido, afirmó que el presidente de la Cofraternidad Nacional de Iglesias Cristinas Evangélicas (Cofraternice), Arturo Farela, y quien había señalado que se sumará a la repartición de cartillas, representa sólo a un grupo pequeño de evangélicos.

Fredy Luna dijo que la Cartilla puede tener una «noble intención», pero podría tener otras interpretaciones. «Creemos que esto puede causar problemas dentro de las Iglesias y traer división porque las personas hasta pueden llegar a pensar mal de los pastores, incluso que hasta el gobierno nos está pagando o algo, y no queremos eso», agregó.

#Suave Patria

AMLO apura a su gabinete para tener estudio ambiental de Santa Lucía

El presidente lamentó que «lleva mucho tiempo hacer los trámites, no sólo al ciudadano, no sólo al empresario, al interior del mismo gobierno».

Por Redacción, 2019-07-20 14:00

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que la próxima semana estén listos los estudios de impacto ambiental del aeropuerto de Santa Lucía, que representa un proyecto estratégico para su administración.

En el marco de la firma del convenio para impulsar el desarrollo de la Huasreca Potosina, que implica la ampliación del Aeropuerto Nacional de Tamuín con una inversión de aproximadamente mil millones de pesos, el mandatario federal reconoció que se trata de trámites que son muy tardados.

«Lleva mucho tiempo hacer los trámites, no sólo al ciudadano, no sólo al empresario, al interior del mismo gobierno, hasta ahora, por ejemplo no nos entregan el estudio de impacto ambiental de Santa Lucía, y es un proyecto estratégico y todavía la Secretaría de Medio Ambiente no lo entrega, espero que ya la semana próxima lo termine», indicó.

López Obrador atestiguó la firma del acuerdo entre las secretarías de Comunicaciones y Transportes, la de Turismo y el gobierno de San Luis Potosí, para modernizar el aeropuerto nacional de Tamuín que impulsará el desarrollo de la huasteca.

En este contexto, pidió acelerar el proceso para la ampliación del aeropuerto estatal en el que el gobierno estatal se encargará de hacer la compra de terreno, y el federal tendrá a su cargo la ampliación, hasta dejarlo totalmente concluido.

Explicó que la decisión de ampliar este aeropuerto no fue una ocurrencia o capricho, sino que los técnicos decidieron que este era el proyecto más conveniente y viable en el estado, por lo que instruyó al secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, elaborar el plan de desarrollo a partir del fomento al turismo.

El mandatario federal mencionó que en esta zona hay muchas bellezas naturales, pues es una región espléndida, tiene ríos, cascadas, arte, y este aeropuerto ayudaría a ir hasta el pueblo mágico de Xilitla, «que se conoce poco, pero que tiene fama mundial».

Anunció, incluso, que consultará al director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto, y arqueólogos, para saber si la zona de Tantoc puede albergar la pieza de El Joven Huasteco, que está en el Museo Nacional de Antropología.

López Obrador indicó que el desarrollo turístico de la zona estará acompañado de otras actividades como la producción ganadera y el apoyo a la siembra de árboles maderables y frutales, a través del Programa Sembrando Vida.

Recordó que el gobernador José Manuel Carreras le informó que en la entidad se generan 18 mil empleos al año, y con la reforestación de 50 mil hectáreas 20 mil personas tendrán un trabajo, por el que se les pagarán cinco mil pesos mensuales.

Esto «nos debe llevar a pensar lo absurdo que fue abandonar al campo, pues se trata de la mayor fábrica del país y en la Huasteca Potosina va a ayudar mucho», destacó el presidente.