México.- De las 18 entidades con Alerta de Violencia de Género (AVG), ninguna ha logrado bajar de manera consistente la incidencia en seis delitos que afectan a las mujeres.

Un comparativo sobre datos de feminicidio, acoso, abuso, hostigamiento, violación simple y violación equiparada muestra que, si bien algún delito bajó en un año, al siguiente volvió a subir.

El análisis se aplicó a la incidencia estatal que reporta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), pues la AVG se decreta en los principales municipios.

En 2015 se activó en el Estado de México. Ese año la entidad tuvo 59 carpetas de investigación por abuso sexual; al siguiente fueron 56, en 2017 la cifra subió a 70 y el año pasado se disparó a 109. A agosto son 67 indagatorias.

Tanto Morelos como Michoacán, con AVG decretadas en 2015 y 2016, también mantienen alzas en abuso, mientras que Chiapas, con emergencia activada en 2016, destaca en acoso. En Nuevo León los feminicidios pasaron de tres carpetas hace dos años a 46 en agosto pasado. El asesinato de mujeres por cuestiones de género tampoco cede en Veracruz, donde hubo 58 casos en 2016 y contabiliza 125 en lo que va de este año.

Sinaloa tiene AVG desde marzo de 2017 en cinco municipios, pero mientras ese año registró 129 carpetas por violación simple, fueron 150 al siguiente.

En SLP hay alerta desde junio de 2017 en seis municipios. La violación simple registró 419 carpetas ese año y este año acumula 435.

De las 18 entidades con Alerta de Violencia de Género (AVG), ninguna ha disminuido de manera consistente la incidencia en seis delitos que afectan a las mujeres.

Un comparativo sobre datos de feminicidio, acoso, abuso, hostigamiento, violación simple y violación equiparada muestra que, si bien en un año algún delito bajó, al siguiente volvió a subir.

El análisis se aplicó a la incidencia anual registrada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), pues la AVG se enfoca en los principales municipios de cada entidad.

La primera se activó en 2015 para 11 municipios del Estado de México. En ese año, la entidad registró 59 carpetas de investigación por abuso sexual; al año siguiente fueron 56, en 2017 la cifra subió a 70 y el año pasado se disparó a 109. Hasta agosto de este año suma 67 indagatorias.

En Morelos, la AVG inició el 10 de agosto de 2015 en ocho municipios, mientras que el delito de abuso pasó de 352 casos en 2015 a 369, 453 y 454 para los años siguientes. Hasta agosto suman 329.