México.- Los precios de las gasolinas registraron una disminución en distintos estados de la República, donde el litro del combustible se vende desde los 15.79 hasta los 18 pesos.

Estaciones de servicio del puerto de Veracruz ofrecieron en 15.79 pesos el litro de gasolina magna, lo que generó largas filas de automovilistas.

Por ejemplo, dos gasolineras de la avenida Rafael Cuervo, del municipio de Veracruz, sorprendieron a los porteños al bajar a menos de 16 pesos en litro. La noticia se difundió en redes sociales, por lo que en poco tiempo las dos estaciones fueron abarrotadas por conductores.

También este miércoles, el precio de la gasolina amaneció en 17 pesos por litro en algunas estaciones de servicio ubicada en Uruapan, Michoacán.

El costo del combustible bajó de manera sorpresiva en las gasolineras de Petróleos Mexicanos (Pemex) en esa ciudad, ubicada a 110 kilómetros de la capital michoacana.

Como resultado, las filas de automovilistas aumentaron desde temprana hora en las estaciones de servicio ubicados en Boulevard Industrial, calle Michoacán, Avenida de las Torres y Libramiento Oriente.

Y, en Hidalgo, los habitantes de Pachuca dieron a conocer que el precio de la gasolina había tenido una baja considerable al encontrar el litro del combustible en 16,49 pesos.

A través de redes sociales se comenzó a difundir la disminución en el precio del combustible ya que en algunas estaciones de servicio la gasolina magna también bajó a los 16.59 pesos por litro.

El martes, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, informó que los precios de los combustibles en México no bajarán, aun cuando el petróleo registró el lunes una caída que afectó su costo en los mercados internacionales.

Al anunciar una serie de medidas que está tomando el gobierno mexicano para enfrentar la crisis de los petroprecios y del coronavirus, el encargado de las finanzas públicas del país, precisó que el gobierno federal utiliza el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) como una forma de mantener estables los precios de las gasolinas, pues cuando los precios internacionales suben, aplica un estímulo el cual se convierte en una especie de subsidio y cuando los precios bajan, el estímulo desaparece y se recauda más IEPS.

“El precio de la gasolina está así: la referencia sube y baja, el IEPS es un colchón; cuando el precio de la gasolina es muy alto, el IEPS se hace chico, cuando el precio es bajo como ahorita el IEPS se hace grande sin necesidad de cambiarlo. Eso va a generar una recaudación de 313,000 mdp y esa es la razón por la que la disminución en el precio de las referencias internacionales no se va a ver reflejado en precios a consumidores”.