De acuerdo con la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA), la oferta extra hotelera supera las 5 mil habitaciones y no están reguladas por la autoridad, por lo que se ha generado un incremento en fraudes en contra del sector turístico a través de ofertas de renta de inmuebles por Internet.

El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) en Acapulco, Ignacio Lacunza Magaña, explico que “el fraude consiste en que los clientes pagan un depósito por adelantado para garantizar la renta de un inmueble donde piensan vacacionar en este destino de playa, pero al llegar se encuentran con que no existe la casa y menos pueden localizar al que le pagaron el depósito”, explicó Lacunza Magaña.

Resaltó que durante 2014, se registraron al menos 25 casos. Ya para 2015 la cifra es preocupante, pues tan solo en los primeros cuatro meses se contabilizan 55 casos de fraude, de los cuales 35 se cometieron durante el periodo vacacional de Semana Santa.