Cuernavaca, Morelos.- Al no conseguir un aumento salarial del 5.5 por ciento, trabajadores de la empresa armadora de autos Nissan, ubicada en Morelos, iniciaron una huelga.

Andrés Lozano Rojas, líder del Sindicato Independiente de Trabajadores de Nissan, informó que el sábado las negociaciones con la parte patronal fueron suspendidas ante la negativa de conceder el aumento del 5.5 por ciento al salario que exigían los sindicalizados.

En asamblea, los trabajadores decidieron rechazar la oferta de la empresa que consistía en un incremento salarial de 3.5 por ciento más un bono único de  1 mil 750 pesos o un aumento del 3 por ciento directo al salario más un bono único de 3 mil pesos.

Los poco más de 3 mil 800 trabajadores de la planta armadora permanecen en huelga desde la tarde del martes en espera de que las negociaciones se restablezcan.

En las instalaciones de Nissan fueron colocadas banderas rojinegras.