Ciudad de México.-Uno de los elementos que ha estado marcando el avance de los smartphones de gama alta es la carga rápida cuya tecnología ha mejorado para lograr un mejor desempeño tanto de los equipos como de las baterías. En esa área la marca OPPO acaba de anunciar un sistema de 125W que, aseguran, carga los teléfonos en 20 minutos.

La tecnología flash charge de 125W, señala la empresa, cuenta con un algoritmo de cifrado avanzado y estrictos reguladores de control de temperatura con la intención de lograr una eficiente carga rápida en los dispositivos.

OPPO afirma que su sistema utiliza tecnología de carga directa que puede recargar una batería de 4,000 mAh hasta un 41% en tan solo cinco minutos y llegar a la carga completa en 20 minutos, siendo la velocidad más rápida del mercado.

Adicionalmente la carga flash de 125W, que utiliza USB-C en ambos extremos del cable, cuenta con nuevas características de protección al agregar 10 sensores de temperatura adicionales que monitorean el estado de carga y garantizan la máxima seguridad durante la carga, asegura la compañía.

Este desarrollo no se trata solo de haber creado un adaptador de corriente y enchufarlo a un teléfono inteligente, sino que el cargador, el cable y la batería se han diseñado en conjunto para lograr mayor seguridad y eficiencia. Carga inalámbrica

Pensado para los usuarios que quieren liberarse de los cables y buscan cargar sus dispositivos lo más rápido posible, OPPO presentó el sistema flash charge inalámbrica AirVOOC de 65W que, explican, incorpora tecnología aislada de bombeo y diseño paralelo de doble resistencia para incrementar la eficiencia de carga inalámbrica.

En las pruebas de la compañía, con este sistema se puede cargar completamente una batería de 4,000 mAh en 30 minutos y cuenta con cinco medidas de protección de seguridad, además de una función de detección de objetos extraños.

OPPO también lanzó el mini cargador SuperVOOC de 50W que, con un tamaño similar al de un portatarjetas, es el más pequeño y delgado del mundo, afirman. Diseñado para trasladarse y viajar este modelo que puede llevarse en el bolsillo puede cargar una variedad de dispositivos, incluidos teléfonos móviles y computadoras portátiles.

Por otra parte, el mini cargador flash de 110W utiliza una arquitectura de doble nivel para lograr una conversión de energía de alta eficiencia y control de aumento de temperatura con tamaño de solo 35.76 centímetros.