Este miércoles se dará a conocer la presentación y apertura de propuestas económicas que, de manera individual o en consorcio, ofrecieron las empresas interesadas en la Primera Licitación de la Ronda Uno, para que dos días después se conozca el fallo de adjudicación de los primeros contratos de producción de la reforma energética.

Esta licitación incluye 14 bloques para exploración y producción de hidrocarburos, ubicados frente a las costas de Veracruz, Tabasco y Campeche.

Se trata de la primer subasta, de cinco, la Ronda 1, de cinco, que habrá, una por año, hasta 2019, fecha en la que se habrá licitado un poco más de un tercio de sus recursos prospectivos.

Estos bloques, representan un potencial de 107 mil 500 millones de barriles de petróleo, una cantidad equivalente a las de Kuwait, en la península árabe.

Los cinco bloques de la primera Ronda consisten en:

- La licitación sobre 14 bloques de exploración en aguas poco profundas, el día de mañana - La adjudicación en 9 bloques ya descubiertos en aguas poco profundas, el 30 de septiembre - La adjudicación de 26 campos en tierra, el 15 de diciembre - Bloques de aguas profundas, sin fecha - Gas esquisto, sin fecha

De acuerdo a una nota publicada por el diario británico The Financial Times, un ejecutivo de la industria petrolera señaló que la venta será como “una tienda de dulces”.

Además, el periódico dice que la venta de mañana “sería un gobierno que lucha con reveses, incluyendo la fuga de la cárcel de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el notorio capo de la droga, que ha puesto de manifiesto la debilidad del Estado de mexicano”.

Pese a ello, varios ejecutivos y analistas dicen que varios de los 14 bloques que se subastarán mañana son “poco espectaculares”.

"Hemos escuchado que tres o cuatro bloques acapararán la mayor atención. Hay otros dos o tres que valen un poco menos y podría haber algunos bloques que ni siquiera recibirán ofertas", dijo Pablo Medina, analista de Wood Mackenzie.

Asimismo, hay empresas que ya se han retirado: Noble, de los Estados Unidos; Ecopetrol, de Colombia; Glencore, de Suiza; PTT, de Tailandia; asimismo, se rumora que Lukoil, de Rusia, no tiene pensado realizar ofertas.

Según The Financial Times, el petróleo mexicano ofrece dos ventajas: buenas perspectivas por el petróleo en aguas profundas del Golfo de México y su cercanía a los Estados Unidos.