México.- El canciller Marcelo Ebrard informó los detalles del acuerdo alcanzado este viernes entre México y Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles a las importaciones nacionales, anunciada hace una semana por el presidente estadounidense, Donald Trump.

En una conferencia de prensa a las afueras del Departamento de Estado en Washington DC, Ebrard Casaubón dijo que el acuerdo contempla diversas acciones en conjunto para hacer frente a los actuales flujos de migrantes provenientes de Centroamérica, así como medidas particulares por parte del Gobierno de México.

En uno de los puntos de mayor trascendencia, los migrantes solicitantes de asilo que arriben a territorio estadounidense deberán ser devueltos a México "sin demora", para esperar la resolución de sus procesos. Ebrard precisó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador cumplirá con dicha medida por "por razones humanitarias y en cumplimiento de sus obligaciones internacionales".

En cuanto a la contención de migrantes hacia la frontera con Estados Unidos, el gobierno mexicano se comprometió a reforzar la aplicación de la ley, lo que incluye el despliegue de más de 6 mil elementos de la Guardia Nacional hacia 11 municipios de la frontera sur, movilización que iniciará a partir del lunes 10 de junio.

"México está tomando acciones decisivas para desmantelar las organizaciones de tráfico y trata de personas. Así como sus redes de financiamiento y transporte ilegales", agregó Ebrard sobre los esfuerzos para reducir las redes encargadas de organizar las llamadas caravanas migrantes.

En cuanto a la atención de los migrantes solicitantes de asilo, el gobierno de López Obrador se comprometió a ofrecer oportunidades de empleo, salud y educación mientras esperan la resolución de sus procesos. El respeto a sus derechos humanos también es uno de los pilares.

Respecto al impulso del desarrollo económico en el sur de México y Centroamérica, ambas naciones se comprometieron a respetar una declaración conjunta de diciembre de 2018 y consideraron como un objetivo prioritario el llevar inversión hacia esas regiones.

"México y los Estados Unidos reiteraron la declaración del 18 de diciembre del 2018 en la que ambos países se comprometieron a fortalecer y ampliar la cooperación bilateral para fomentar el desarrollo económico y aumentar la inversión en el sur de México y Centroamérica para crear una zona de prosperidad", se lee en el documento difundido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).