EUROPA.- El París Saint-Germain ya tiene contrincante para la final de la Champions League: El Bayern Múnich.

Tras derrotar 3-0 al Lyon, en semifinales, el Bayer continúa su travesía en la Liga de Campeones, con la estelar actuación de Serge Gnabry, autor de un doblete, hay cita este domingo para disfrutar del encuentro.

Con el punto de frescura perfecto, tras vacaciones y pretemporada orientada a esta atípica Final 8 -sede única y eliminatorias a un partido-, el Bayern Múnich funcionó como un reloj, con un Gnabry decisivo (18 y 33) y un Lewandowski que por fin marcó en Lisboa, de cabeza en el 88.