El Comité Olímpico de Chile (Coch) estudia la evolución del virus del Zika en Brasil con motivo de los Juegos Olímpicos que se realizarán en Río de Janeiro a partir del 5 de agosto próximo, informaron hoy fuentes deportivas.

El jefe médico de la delegación olímpica chilena, Alejandro Orizola, dijo a la edición digital del diario La Tercera que “lo más importante que hay que determinar es cómo se da la propagación de este virus. Una vez que conozcamos eso, tomaremos decisiones”.

Recalcó que resulta fundamental “conocer las medidas que va a tomar el país organizador (Brasil) para combatir y erradicar la propagación del virus” del Zika.

“Las autoridades de Río no han entregado todavía a los comités ninguna directiva, pero no me parece, en este momento, que la situación sea como para suspender unos Juegos Olímpicos o como para no enviar a una delegación”, puntualizó el facultativo.

Indicó respecto al zika que se trata de “una situación de emergencia sanitaria con un grupo de riesgo bien identificado, que son las mujeres embarazadas, pero cuyas formas de contagio aún se están determinando”.

El gerente del Coch, Arturo Guzmán, acotó por su parte que “el virus no es una preocupación máxima por estos días. En invierno debería bajar, pero no hay una decisión tomada en términos de no seguir. Supimos de países que están adelantando decisiones, pero no creo que vayan a ausentarse ni nada”.

El actual brote epidémico del zika comenzó en abril del año pasado en Brasil y se extendió a otros 23 países de América, luego que el virus había estado presente solo en África, Asía y el Pacífico.

La infección se transmite por un vector, que en este caso es el mosquito Aedes aegypti, el mismo transmisor del dengue y el chikungunya.

Notimex