México.-En el secuestro y posterior asesinato de un estudiante de secundaria de 13 años, ocurrido en la capital veracruzana, presuntamente participó una de sus compañeras y dos sujetos más, quienes fueron capturados por las autoridades del estado.

El fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, informó que Carlos, estudiante de la Escuela Secundaria General Número 6 "Jesús Reyes Heroles" de Xalapa, fue plagiado e inmediatamente asesinado a pesar de que su familia accedió a pagar los 100,000 pesos que les exigieron por su rescate.

La familia de Carlos se preocupó, no era común en él llegar tarde y no contestaba su celular, sin embargo en uno de esos intentos contestó uno de sus secuestradores que quien groserías intimidó a la familia para exigir dinero a cambio de la vida del joven de 13 años.

La familia dio 6,600 pesos que tenía a la mano y prometió conseguir el resto, por lo que los secuestradores continuaron exigiendo el pago de rescate, a pesar de que ya habían matado al joven, detalló el portal Estenógrafo.

El cuerpo del menor fue hallado semienterrado en el Cerro del Estropajo, en la colonia Lomas de Chapultepec del municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan, zona conurbada de la ciudad de Xalapa.

Derivado de las investigaciones, todo apuntaba a la joven con quien salió de la escuela, hecho que quedó registrado por las cámaras de seguridad del inmueble y sería la última vez que se vería con vida al adolescente de 13 años, reportó el portal local El Estado.

El funcionario dijo que en este crimen habría participado una compañera de la Escuela Secundaria, la cual por ser menor de edad se encuentra bajo resguardo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia en tanto se realizan las investigaciones.

Debido a las múltiples contradicciones de la menor de edad, comenzaron a ligar la presunta participación de la madre de la adolescente así como al del novio de ella y su hermano, de nombres Joaquín y Lorenzo, quienes se encuentran imputados formalmente y quienes cometieron el crimen material.

Winckler Ortiz relató que el pasado 24 de junio tras salir de la escuela, una compañera le pidió a la víctima acompañarla a una parada de autobús de la colonia Villahermosa; a Carlos lo esperaban Joaquín "N" y Lorenzo "N" para privarlo de la libertad.

La familia de Carlos comenzó una investigación. Revisaron las cámaras de vigilancia de la escuela y ahí, en un monitor de vigilancia, un hilo de esperanza volvió a sus corazones al ver al menor.

De acuerdo con primeras versiones, los familiares de Carlos llegaron a la casa de su compañera para hacerle preguntas para intentar armar un rompecabezas que los ayudara a saber el paradero del menor, pero las respuestas de la niña caían en contradicción una y otra vez.

El jueves 27 de junio alrededor de las 12:30 hrs. se informó el hallazgo de un cuerpo con señas de tortura en un terreno baldío en la colonia Lomas de Chapultepec, del municipio de Xalapa, Veracruz.

Tres días después, el cuerpo semienterrado en el Cerro del Estropajo en el municipio colindante con Xalapa; los vecinos observaron cómo peritos bajaron el cuerpo entre las milpas. Al día siguiente se daría a conocer que el cuerpo correspondía a Carlos y, según la investigación pericial, había sido asesinado el mismo día que fue privado de su libertad ya presentaba signos de descomposición.

Las autoridades de la Unidad Antisecuestros atendieron el caso bajo la denuncia 3920/2019. Con la información obtenida se logró la detención de tres personas: Rosa Isela y su hija adolescente del mismo nombre y su pareja Lorenzo, quien ha sido señalado como autor material del secuestro y asesinato de Carlos.