México. Notimex.- Un estudiante de una escuela primaria en Torreón, México, abrió fuego en el plantel en la mañana de este viernes, mató a una maestra y luego se suicidó, informaron autoridades locales. El alumno, agregaron las autoridades, perpetró el ataque influenciado por un videojuego que "simula el manejo de armas de alto calibre".

Otros cinco estudiantes y un docente –un profesor de educación física de 40 años– resultaron heridos en el tiroteo en la escuela Cervantes de Torreón, ubicada en el estado de Coahuila, en el norte de México, precisó el alcalde Jorge Zermeño. Los heridos, informaron las autoridades, se encuentran fuera de peligro.

"Es una tragedia muy lamentable que un niño de 11 años pueda llegar con armas a una escuela (...) Era un niño que tenía un comportamiento normal aparentemente", precisó Zermeño.

Hasta el momento, las autoridades no han informado sobre el posible motivo del ataque.

El niño, que cursaba último año de primaria y vivía con sus abuelos desde que su madre muriera hace años, se encontraba en su salón de clases cuando alrededor de las 8:20 (hora local) pidió permiso para ir al baño, pero al notar que no regresaba su maestra fue a buscarlo.

"Allí la docente se encuentra con que el niño sale -del baño donde se habría cambiado de vestimenta- con dos armas -una en cada mano- disparando" y poco tiempo después "se pega un tiro", narró el gobernador Miguel Ángel Riquelme, cuyas hijas también fueron alumnas del mismo privado Colegio Cervantes.

El niño usó dos pistolas, una de calibre .40, y la otra de .22, dijo el fiscal de Coahuila, Gerardo Márquez, quien adelantó que se investigarán los dispositivos electrónicos del niño para descubrir cómo adquirió las armas.

No está claro si la maestra que salió a buscar al atacante al baño es la misma que murió.

El estudiante, de acuerdo con el gobernador, portaba una camiseta alusiva al videojuego Natural Selection antes de abrir fuego en el plantel.

"El niño (fue) influenciado por un video juego que se llama 'Natural Selection', incluso la playera (camiseta) del niño en la parte de abajo traía el nombre del videojuego", dijo en conferencia de prensa.

"Él trató de recrearlo (el videojuego) el día de hoy; dijo a uno de los compañeros 'hoy es el día'", añadió el gobernador, explicando que el videojuego "tiene simulación del manejo de armas de alto calibre".

El ataque recordó uno similar perpetrado en enero del 2017 en un colegio de Monterrey, que dejó un saldo de cuatro personas heridas y un menor de edad muerto. En ese incidente el estudiante y único agresor murió horas después de haber abierto fuego.