#Ciencia y tecnología

Estudio revela que aspirina previene desarrollo del cáncer intestinal

En el estudio participaron 709 pacientes en 53 hospitales ingleses, de entre 55 y 73 años de edad. Todos los participantes fueron identificados como de alto riesgo de desarrollar cáncer intestinal.

Por Redacción, 2018-11-22 15:32

México.-La aspirina y el ácido eicosapentaenoico (EPA de omega 3), pueden ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer intestinal, pues podrían evitar la aparición de pólipos intestinales precancerosos, esto según un nuevo estudio británico publicado en The Lancet.

En el estudio participaron 709 pacientes en 53 hospitales ingleses, de entre 55 y 73 años de edad. Todos los participantes fueron identificados como de alto riesgo de desarrollar cáncer intestinal.

Los pacientes fueron divididos en cuatro grupos al azar a los que se les suministraron distintas sustancias durante un año. Fueron 177 personas las que recibieron EPA más aspirina, 179 EPA más placebo,177 aspirina más placebo, y 176 placebo más placebo.

De acuerdo con los resultados, los pacientes que recibieron aspirina más placebo desarrollaron 22 por ciento menos pólipos precancerosos en el intestino. Aquellos que tomaron EPA más placebo mostraron un nueve por ciento menos pólipos, y los que recibieron ambos compuestos desarrollaron un 25 por ciento menos pólipos, esto en comparación con aquellos que recibieron placebo más placebo.

Los pólipos intestinales también conocidos como adenomas, son un conjunto de células que se desarrollan en la membrana mucosa que recubre el intestino grueso. La mayoría de los pólipos son benignos pero aquellos que contienen zonas cancerosas podrían ser mortales si no se diagnostican a tiempo.

De acuerdo con los investigadores la cantidad de pólipos en el intestino está relacionado con el desarrollo de cáncer intestinal, por lo que la reducción en la aparición de pólipos representa una medida de prevención para el cáncer de intestino.

“Ambos agentes tuvieron cierta eficacia quimiopreventiva en la carga de adenoma intestinal, medida por una reducción en el número medio de pólipos por participante”, indicaron los especialistas del estudio.

#Ciencia y tecnología

Identifican cepa antigua en cadáver de hace unos 5 mil años

Científicos descubrieron una nueva cepa de la bacteria que causa la peste en los restos de una mujer de 20 años que vivió en Europa durante el Neolítico.

Por Redacción, 2018-12-09 11:37

México.-Un grupo de investigadores descubrió una nueva cepa de Yersinia pestis, la bacteria que causa la peste, que podría haberse extendido por asentamientos europeos del Neolítico y haber contribuido a su declive al comienzo de la Edad de Bronce, según un estudio publicado en la revista Cell.

Científicos franceses, suecos y noruegos han identificado la nueva cepa en el ADN extraído de restos humanos de hace unos 5 mil años.

“Puede que la peste sea una de las bacterias más mortíferas que jamás haya existido para los humanos. Si piensas en la palabra ‘peste’ puede significar infección por Y.pestis, pero debido al trauma causado por la peste en nuestra historia, también ha venido a referirse más generalmente a cualquier epidemia”, recordó uno de los autores de la investigación, Simon Rasmussen.
Los expertos rastrearon los datos genéticos de restos humanos antiguos y detectaron secuencias similares a cepas más modernas de la peste, hasta que detectaron una nunca vista en el material genético de una mujer de 20 años fallecida hace unos 5 mil años en la Suecia actual.
Esta es la cepa de peste más antigua encontrada y, al compararla con otras, los investigadores establecieron que es también la más básica, lo que significa que es la que está más cerca del origen genético de Yersinia pestis. Dicha cepa probablemente divergió de otras hace unos 5 mil 700 años. Rasmussen subrayó que este hallazgo ofrece una nueva teoría sobre cómo se expande la peste.
Hasta ahora se sabía que hubo migraciones humanas masivas de habitantes de Eurasia a Europa hace 5 mil años, pero todavía se debate cómo fueron capaces de desplazar la cultura agrícola del neolítico.
Anteriormente, otros científicos habían sugerido que los invasores trajeron la peste con ellos, acabando con grandes asentamientos de agricultores de la Edad de Piedra.
Sin embargo, la cepa encontrada en la mujer sueca se desvió del resto de Yersinia pestis hace 5 mil 700 años, es decir, que posiblemente evolucionó antes de que esas migraciones comenzaran y de que los asentamientos neolíticos europeos comenzaran a colapsar. Rasmussen indicó que la peste pudo haber llegado a través de comerciantes en el asentamiento donde la mujer objeto del estudio pereció.
#Ciencia y tecnología

Así luceTitán, nueva luna de Saturno

Para el desarrollo del mosaico fue necesaria la combinación de nueve mil 873 imágenes tomadas durante los más de 13 años de operaciones de la sonda Cassini.

Por Redacción, 2018-12-09 10:43

México, (Notimex).- Los mares de arena y lagos de hidrocarburos líquidos, ocultos por la bruma en la superficie de Titán, luna de Saturno, fueron fotografiados por la sonda espacial Cassini, de la NASA.

La instantánea muestra el brillo de la superficie del satélite natural del “planeta anillado”, y la distribución de la amplia variedad de formas en el relieve de Titán.

Para el desarrollo del mosaico fue necesaria la combinación de nueve mil 873 imágenes tomadas durante los más de 13 años de operaciones de la sonda Cassini.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), explicó que a través de un nuevo método de análisis fotométrico se pudo tener en cuenta las variaciones atmosféricas e instrumentales espaciales y temporales.

La técnica hizo posible la generación de un mosaico sin costuras de imagen.

A pesar de haber terminado hace poco más de un año su misión en la órbita de Saturno, los científicos continúan el análisis de los datos de Cassini.

#Ciencia y tecnología

Plataforma orbitral buscará imprir tejidos humanos en 3D

El tejido y las muestras viajarán para su análisis a la Tierra el próximo 20 de diciembre.

Por Redacción, 2018-12-07 13:06

México.-El cosmonauta ruso Oleg Kononenko, que llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI) el pasado día 3 en la nave tripulada Soyuz MS-11, ha iniciado un experimento en la plataforma orbital para imprimir tejidos humanos con ayuda de una bioimpresora 3D, informó este jueves la agencia espacial rusa Roscosmos.

Ya se han obtenido los primeros resultados experimentales: se ha creado una estructura orgánica de la glándula tiroides de un ratón en condiciones de cero gravedad”, indicó en un comunicado Roscosmos.

El tejido y las muestras viajarán para su análisis a la Tierra el próximo 20 de diciembre, cuando los miembros de la EEI Alexander Gerst, Serena Auñón-Chancellor y Serguéi Prokópiev aterricen en la estepa de Kazajistán

El cosmonauta ruso Oleg Kononenko, que llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI) el pasado día 3 en la nave tripulada Soyuz MS-11, ha iniciado un experimento en la plataforma orbital para imprimir tejidos humanos con ayuda de una bioimpresora 3D, informó este jueves la agencia espacial rusa Roscosmos.

Ya se han obtenido los primeros resultados experimentales: se ha creado una estructura orgánica de la glándula tiroides de un ratón en condiciones de cero gravedad”, indicó en un comunicado Roscosmos.

El tejido y las muestras viajarán para su análisis a la Tierra el próximo 20 de diciembre, cuando los miembros de la EEI Alexander Gerst, Serena Auñón-Chancellor y Serguéi Prokópiev aterricen en la estepa de Kazajistán.

Los resultados del ensayo, efectuados con la bioimpresora magnética “Organaut”, diseñada para realizar el primer experimento del mundo para imprimir tejidos humanos en órbita, se harán públicos a principios de 2019, indicó Roscosmos.

El proyecto “Bioprinter magnética 3-D”, está siendo llevado a cabo desde 2016 por “3D Bioprinting Solutions”, un laboratorio de investigación biotécnica, Roscosmos e “Invitro”.

Una bioimpresora similar estaba a bordo del Soyuz MS-10, la nave que sufrió un incidente en su lanzamiento el 11 de octubre y que se vio obligada a ejecutar un aterrizaje de emergencia.

El aparato quedó destruido y tuvo que ser reemplazado por uno nuevo, que es el que ahora se encuentra en la EEI.

El 3 de diciembre, la nave Soyuz MS-11, con tres expedicionarios a bordo, fue lanzada desde el cosmódromo de Baikonur rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI), informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

Es el primer vuelo espacial tripulado desde el accidente del 11 de octubre pasado sufrido por una nave de la misma serie, la Soyuz MS-10, por un fallo en el cohete portador dos minutos después de su lanzamiento, sin que se produjeran víctimas entre sus tripulantes.