#Orbis

EU acorrala al régimen de Nicolás Maduro

Washington impulsa una serie de sanciones contra instituciones políticas y financieras de Venezuela.

Por Redacción, 2019-04-27 11:01

AFP.- Estados Unidos aumentó este viernes la presión contra el gobierno de Nicolás Maduro al imponer sanciones contra el canciller venezolano Jorge Arreaza y prometer nuevas medidas contra Caracas y «aquellos encargados de conducir su diplomacia y de administrar la justicia».

Washington impulsa una serie de sanciones contra instituciones políticas y financieras de Venezuela en el marco de su campaña por el reconocimiento del líder parlamentario Juan Guaidó, que en enero se proclamó presidente interino al considerar que el segundo mandato de Maduro iniciado el 10 de enero carece de legitimidad.

Tras el reconocimiento de Guaidó, ambos países rompieron relaciones diplomáticas y comenzó una pugna por quién tiene el derecho de ejercer la representación de Venezuela en Washington, cuya embajada está actualmente ocupada por activistas de izquierda estadounidenses favorables a Maduro.

El Tesoro dijo que seguirá presionando al círculo de Maduro «incluyendo a los encargados de conducir su diplomacia y de administrar la justicia en nombre de este régimen ilegítimo».

Arreaza respondió al anuncio de sanciones desde su cuenta de Twitter: «Hay reacciones que confirman que transitamos el camino correcto y nos dan más FUERZA para luchar».

Rusia, uno de los puntales de Maduro, exhortó a Estados Unidos a «volver al terreno del derecho internacional, a poner fin a la política del chantaje y a dejar de provocar tensiones en Venezuela desde el extranjero», según un comunicado de ministerio de Relaciones Exteriores.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, celebró las sanciones contra su homólogo a quien calificó de «lacayo de Maduro».

El canciller venezolano advirtió el jueves desde Nueva York que si Estados Unidos ingresa a la embajada de Caracas en Washington, su país podría realizar una acción recíproca.

Las sanciones anunciadas este viernes también afectan a la jueza Carol Padilla, involucrada en la detención el mes pasado del jefe de gabinete de Guaidó, Roberto Marrero.

Venezuela, sumida en una debacle económica sin precedentes en la historia reciente de la región, vive desde enero un pulso por el poder entre Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino, y Maduro, quien cuenta con el apoyo de potencias como Rusia y China.

«Era quizás la figura más conocida que Estados Unidos no había sancionado, yo creo que es simbólica la sanción contra el señor Arreaza», explicó a la AFP el experto en Relaciones Internacionales Mariano de Alba.

Las sanciones implican que las propiedades en Estados Unidos de los individuos designados quedan bloqueadas.

El jueves, el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, dijo que corresponde al representante de Guaidó en Washington, Carlos Vecchio, decidir el momento de la salida de los activistas estadounidenses que ocupan la embajada hace dos semanas.

Los militantes de izquierda cubrieron el edificio de pancartas que dicen «Las manos fuera de Venezuela», «No a la guerra por el petróleo» y un gigantesco lienzo amarillo con una bota militar pateando al planeta Tierra con el mensaje «No al golpe».

La sede está cerrada al público, después de que la mayoría de los diplomáticos dejaran el país tras perder su estatuto, cuando Estados Unidos reconoció a Guaidó.

El 10 de abril la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció a la delegación de Guaidó por una resolución aprobada por 18 votos. Los diplomáticos tenían como plazo hasta el jueves para abandonar la embajada, un edificio de ladrillos de cuatro pisos ubicado en el elegante barrio de Georgetown.

Kevin Zeese, de la organización Popular Resistance, uno de los grupos que conforman el Colectivo para la Protección de la Embajada (Embassy Protection Collective), explicó a la AFP que la idea de ocupar la sede surgió cuando la delegación de Guaidó en Estados Unidos tomó el control de otros edificios diplomáticos venezolanos.

«El trabajo del colectivo es proteger la embajada de la intrusión del gobierno estadounidense y la toma por parte del fraudulento gobierno títere (en referencia a Guaidó)», explicó a la AFP el activista, un abogado que lleva dos semanas en el edificio.

Para ello convocaron una «gran movilización» el sábado.

Algunos venezolanos contrarios a Maduro se acercaron a la embajada para protestar contra los activistas.

«Estamos los venezolanos estamos sin país, no tenemos pasaportes, no tenemos comida, no tenemos luz», dijo a la AFP Blanca Gruber, una venezolana de 56 años, que lleva 20 años en Estados Unidos.

Paralelamente a la crisis política, Venezuela atraviesa la peor crisis de su historia, con una hiperinflación prevista en 10.000.000% este año y una escasez de bienes básicos que ha provocado la migración de más de 2,7 millones de personas desde 2015, según la ONU.

La serie de sanciones que Estados Unidos ha emprendido contra Caracas comenzó en 2014 durante el gobierno de Barack Obama con una ley que impuso penalidades contra personas responsables de violaciones a los derechos humanos en Venezuela y siguió con el gobierno de Donald Trump.

#Orbis

Gobierno de Trump acelera expulsión de miles de indocumentados

“Ahora un oficial de inmigración va a poder decir lo deportamos ahora mismo sin la posibilidad de ir ante un juez y pelear el caso en un tribunal de inmigración”, dijo Trump.

Por Redacción, 2019-07-23 10:42

México, Notimex.-El nuevo sistema de deportaciones exprés de Estados Unidos entra en vigor este martes con el fin de acelerar las expulsiones de miles de indocumentados que no puedan demostrar a las autoridades de migración que han vivido en el país durante dos años consecutivos.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos informó el lunes que la nueva medida, que se publica este martes en el boletín oficial y entra en vigor, permitirá las deportaciones exprés sin que los inmigrantes tengan derecho de comparecer ante un juez de inmigración, según la cadena de televisión Telemundo.

El gobierno del presidente Donald Trump había anunciado que a partir de este martes aquellos indocumentados detenidos en todo el país deben demostrar que han estado viviendo en Estados Unidos dos años consecutivos, sino pierden el derecho de acudir a un juicio legal.

“Ahora un oficial de inmigración va a poder decir lo deportamos ahora mismo sin la posibilidad de ir ante un juez y pelear el caso en un tribunal de inmigración”, dijo Trump.

Con esta nueva medida, dirigida a las personas que no han pedido asilo, el gobierno estadunidense espera reducir la acumulación de casos en los tribunales de inmigración y a la vez incrementar el número de deportaciones.

El nuevo sistema de deportaciones excluye personas con peticiones de asilo político y otros trámites pendientes, así como los que ingresaron legalmente al país y se quedaron con una visa vencida.

Hasta ahora, la deportación rápida se aplicaba sólo a los inmigrantes detenidos a menos de 160 kilómetros de la frontera y que llevaban dos semanas o menos en Estados Unidos.
En su cuenta de Twitter, la organización no gubernamental Unión de Libertades Civiles, que ha presentado demandas para bloquear varias de las políticas migratorias de Trump, adelantó que planea denunciar la nueva medida de deportaciones exprés ante los tribunales.

A mediados de junio pasado, Trump anunció que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas del país (ICE, por sus siglas en inglés) iniciaría un proceso de «expulsión de millones de inmigrantes ilegales» y el 14 de julio Estados Unidos comenzó a realizar redadas masivas.

#Orbis

Trump acusa a Guatemala de «romper acuerdo de tercer país seguro»

La semana pasada el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, tenía previsto viajar a Estados Unidos para reunirse con su homólogo estadunidense y firmar un acuerdo que habría convertido a Guatemala en «tercer país seguro».

Por Redacción, 2019-07-23 10:32

México, Notimex.-El presidente Donald Trump criticó hoy a Guatemala por «romper» el acuerdo para convertirse en un «tercer país seguro», a través del cual los inmigrantes en lugar de solicitar asilo en Estados Unidos, serían enviados de regreso a ese país centroamericano.

Trump a través de su cuenta en Twitter señaló que “Guatemala, que ha estado formando caravanas y enviando a grandes grupos de personas, algunos con antecedentes criminales, a Estados Unidos, ha decidido romper el trato que tenían con nosotros de firmar un acuerdo de un tercer país seguro», según la cadena de noticias CNN.

«Nosotros estábamos listos. Ahora estamos mirando a la ‘prohibición’, aranceles, pagos por remesas, o todas las anteriores. Guatemala no se ha portado bien. La gran cantidad de dólares de contribuyentes de Estados Unidos que iban para ellos fueron cortados por mí hace nueve meses”, dijo Trump en dos tuits.

La semana pasada el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, tenía previsto viajar a Estados Unidos para reunirse con su homólogo estadunidense y firmar un acuerdo que habría convertido a Guatemala en «tercer país seguro».

No obstante, un grupo de personas interpuso un amparo ante la Corte de Constitucionalidad guatemalteca para evitar que Morales firmara el acuerdo.

La Corte de la Constitucionalidad otorgó un amparo provisional y la resolución obliga al mandatario a buscar el respaldo del Congreso para poder firmar el plan con Estados Unidos.

#Orbis

Incierta la investidura de Sánchez tras debate en Congreso español

Sánchez alertó sobre el riesgo de ir a nuevas elecciones y responsabilizó a Rivera de que eso pueda ocurrir, pese a que una encuesta reveló que 70 por ciento de los votantes de Ciudadanos.

Por Redacción, 2019-07-23 09:14

México, Notimex.-Tras escuchar por casi dos horas el discurso del líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, los diputados representados en el congreso iniciaron el debate de investidura con intervenciones de mayor a menor representación en el Congreso de los Diputados.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó que su bancada votará “no” a la investidura de Pedro Sánchez porque “es mejor votar en contra del plan de Sánchez que a favor de que haya un gobierno”, al tiempo que le reclamó sus pactos con Unidas Podemos, los nacionalistas y los independentistas, a lo que calificó como “el plan Sánchez”.

En su intervención se manifestó contra “la España del sectarismo” que en su opinión abandera el también presidente del gobierno en funciones y su administración, además de que reprobó que mientras Sánchez daba su discurso, al lado “se negociaba sillas con Podemos y cesiones con los independentistas”.

En respuesta, Sánchez habló de las discrepancias en Ciudadanos, las salidas de militantes de la Ejecutiva y su llamado a dejar el partido a quienes no estén de acuerdo, al tiempo que lo exhortó a preguntarse a qué obedece quedarse solo y le señaló: “ha laminado usted el debate interno”, de acuerdo a un despacho informativo del portal electrónico El Mundo es.

Sánchez alertó sobre el riesgo de ir a nuevas elecciones y responsabilizó a Rivera de que eso pueda ocurrir, pese a que una encuesta reveló que 70 por ciento de los votantes de Ciudadanos se pronunciaron a favor de que haya gobierno.

Contrario a la expectativa generada este fin de semana, en el sentido de que se podían llegar a acuerdos con Unidas Podemos, su líder Pablo Iglesias advirtió a Sánchez que sin un gobierno de coalición que sea proporcional a los sufragios obtenidos por cada fuerza política no será presidente.

Tras reproches de ambas partes, Sánchez expresó que para facilitar un gobierno del PSOE se podría llegar acuerdos de legislatura, a lo que Iglesias respondió: “pónganse de acuerdo y planteen una alternativa” o de lo contrario se tendría que convencer a las otras fuerzas políticas y de no lograrlo convocar a elecciones.

Asimismo, pidió respeto para los 3.7 millones de electores que votaron por UP al puntualizar: “no nos propongan ser un mero decorado en su gobierno porque no lo podemos aceptar” y reprochó que se pretenda reformar el artículo 99 de la Constitución porque sería ir en contra del espíritu de la Carta Magna.

En tanto, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, se manifestó abiertamente por el “no”, bajo el argumento de que Pedro Sánchez buscará aliarse con “los enemigos de España” y dirigió un mensaje claro en 30 minutos al subrayar que ese instituto político “votará no porque Sánchez se ha entregado al nacionalismo, independentismo y populismo radical de Podemos”.

Por separado, el líder de VOX, Santiago Abascal reiteró la postura contra la investidura de Sánchez y su oposición a la inmigración ilegal, aunque por ello sean llamados xenófobos y racistas. “Si ustedes son partidarios de que se pueda entrar en España de cualquier manera, tienen derecho, pero díganselo así al pueblo español”, dijo.