México.- El Gobierno de EU celebró este viernes el haber terminado la construcción de los primeros 160 kilómetros del muro a lo largo de la frontera con México como parte de unos esfuerzos que llevaron a la reducción del cruce de migrantes indocumentados en los últimos meses.

"Quiero enfatizar que cada pulgada de los 160 kilómetros que hemos construido es un nuevo sistema de muro fronterizo, no es un reemplazo como nuestros críticos lo han llamado, es un nuevo muro", aseguró el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) Chad Wolf, durante una conferencia de prensa en Yuma (Arizona).

Wolf aseguró que se han cambiado las anticuadas barreras a lo largo de la frontera que eran fáciles de traspasar por una "moderna", que incluye tecnología de punta como sensores, cámaras de vigilancia y mejor acceso para los agentes fronterizos.

El funcionario indicó que esta nueva infraestructura metálica, aunque lejos del muro de cemento que prometió construir Trump a lo largo de los 3 mil 180 kilómetros de frontera con México, supone una importante barrera para aquellos que intentan cruzar la frontera de forma ilegal o traficar drogas.

"Las cifras no mienten, lo he dicho una y otra vez, el muro funciona", dijo Wolf al agregar que donde se han construido partes de esta alta valla el cruce de inmigrantes indocumentados ha disminuido.

Puso como ejemplo el sector de Yuma, donde, tras la construcción de la nueva barrera, el cruce de indocumentados descendió el 78% en los últimos meses.

A pesar del logro obtenido, la Administración del republicano Donald Trump aún se encuentra muy lejos de su meta de completar 724 kilómetros del muro fronterizo para finales del 2020.

A este cuestionamiento Wolf, dijo tener confianza de que para finales de este año se habrán terminado o se encontrarán bajo construcción entre 400 a 450 millas.

"Durante los primeros tres años de la presente Administración se han construido más millas de muro que en los ocho de la pasada Administración", respondió Wolf.

La visita a la frontera del responsable de la Seguridad Nacional se produjo después de que esta semana el Gobierno obtuviera dos victorias legales en esta materia.

El miércoles la corte de apelaciones en Nueva Orleans le autorizó disponer de 3 mil 600 millones de dólares del presupuesto del Pentágono para construir el muro fronterizo y el jueves otra corte levantó una restricción contra un grupo privado aliado de Trump que quiere construir sus propias barreras en terrenos privados.

Pero Wolf reiteró que la construcción del muro es solo "una parte" de la solución a la crisis migratoria.

Resaltó las iniciativas que se han implementado en los últimos meses y que se aplican al 95% de las personas que cruzan la frontera solicitando asilo.

Una de ellas es la implementación del programa de Protocolo de Protección Migrante (MPP), por el cual se han enviado de regreso a México a cerca de 55 mil inmigrantes indocumentados a esperar a que se concluya su proceso de asilo.

Todas las medidas han llevado a que se haya registrado una disminución de la llegada de inmigrantes a la frontera, desde que en mayo de 2019 se registraran 144 mil 116 casos de detención o negativa a entrar al país.

En diciembre pasado, según cifras conocidas este jueves, hubo 32 mil 858 detenciones y 7 mil 762 decisiones de denegar la entrada a los inmigrantes, para un total de 40 mil 620, lo que supuso una disminución del 5% con respecto al mes anterior.