Washington.-Estados Unidos alcanzó el jueves una escalofriante marca al convertirse en el primer país del mundo en superar los 4 millones de contagios de COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

De acuerdo al conteo independiente de NBC News de este viernes a las 3:00 a.m. ET, los casos de coronavirus se sitúan en 4,048,569, mientras que el número de muertes se ubica en 145,124.

California lidera el ránking de los estados con más contagios (433,331 infectados, 8,203 muertes), aunque Nueva York se mantiene como el estado con más decesos (415,881 contagios, 33,408 muertes).

Algunos de los estados más afectados incluyen a Nueva Jersey con 180,826 casos y 15,707 muertos, Massachusetts con 114,320 infectados y 8,468 muertos, e Illinois con 168,100 contagios y 7,560 muertos.

Además, Florida (tercero a nivel nacional en contagios) tiene 389,868 casos y 5,631 muertos, Pensilvania acumula 109,153 contagios y 7,139 decesos, Michigan 84,431 casos y 6,395, y Texas 365,463 contagios y 4,515 muertes.

El balance provisional de fallecidos - más de 143,000 - ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente Donald Trump había dicho que la cifra final de muertes por coronavirus en EU estaría entre los 50,000 y los 60,000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró hasta 110,000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que EU llegará al mes de octubre con unos 200,000 muertos.

Habría 10 veces más casos

Las tasas verdaderas de COVID-19 en EU son más de 10 veces más altas que los casos reportados en la mayoría de las regiones del país, alertaron el martes los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

El estudio se basa en pruebas de anticuerpos realizadas en muestras de sangre de rutina de 16,000 personas en 10 regiones desde finales de marzo hasta principios de mayo.

El estudio probablemente detectó infecciones en personas que pueden no haber mostrado síntomas o sólo algunos leves, y que nunca se hicieron pruebas de coronavirus. Las tasas de infección variaron desde una cifra seis veces más alta que los casos reportados en Connecticut a 24 veces más altas de las reportadas en Missouri.

Aun así, la mayoría de las personas en las 10 regiones no se han infectado. El estudio fue publicado en línea por la revista mensual JAMA Internal Medicine de la Asociación Médica de Estados Unidos.