Hermosillo, Sonora.- Tras los acontecimientos violentos ocurridos la noche del viernes 19 de junio, donde grupos criminales mantuvieron bajo fuego el municipio de Caborca, el gobierno de Estados Unidos prohibió a sus funcionarios transitar por la carretera Federal 2, de Santa Ana a Sonoyta, frontera con Lukeville, Arizona.

La disposición es derivada de los enfrentamientos armados en el área rural y zona costera, que horas después se trasladaron a la ciudad, donde hicieron arder una gasolinera, viviendas y vehículos.

El sábado 20 de junio, a medio día se encontraron abandonados en la carretera Caborca-Sonoyta, kilómetro 115, los cuerpos sin vida de diez hombres; tenían signos de tortura y fueron asesinados con arma de fuego.

Hasta el momento, de manera oficial se han reconocido 13 personas fallecidas producto de ese enfrentamiento, cuyos restos se encuentran en un contenedor refrigerado afuera de una funeraria local; hay casas rafagueadas con armas de grueso calibre, se denunciaron “levantones” y personas que no han regresado vivas ni muertas.

Ante ese escenario, se emitió una Alerta de Seguridad que prohíbe a su personal viajar por la Carretera federal 2 de Santa Ana a Sonoyta, hasta nuevo aviso.

El Consulado General de Estados Unidos en Nogales recibió informes creíbles de violencia de carteles en el municipio de Caborca y las áreas circundantes.

Informó que se han “recibido informes de violencia de los carteles en el municipio de Caborca y áreas aledañas incluyendo grupos fuertemente armados patrullando en el área, con ataques entre los bandos de los carteles”, avisó a través de sus oficinas consulares.

Recomendó evitar viajar por Carretera 2 de santa Ana a Sonoyta, no desplazarse después del anochecer, monitorear las noticias locales para estar al día, seguir indicaciones de autoridades, y en caso de emergencia llamar al 911.

Además, tener al tanto de su paradero a familiares y amigos –por teléfono, mensaje de texto, redes sociales- y hacerles saber que se encuentra bien cuando sea posible.

En caso de ser ciudadano americano viajando a, o residente de México, recomendó inscribirse en el Programa de viajeros SMART.