México.- Como parte de las acciones que ha emprendido el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para hacer frente al crimen, la Secretaria de Gobernación (SG) estableció la Unidad de Asuntos Religiosos, Prevención y Reconstrucción del Tejido Social misma que trabajará con asociaciones de culto en acciones y medidas para la prevención del delito.

Sin especificar cuáles serán las formas o los mecanismos para que las asociaciones religiosas colaboren con el Gobierno para reducir la incidencia delictiva, las atribuciones que se establecen para esta Unidad están la de promover también una cultura de paz. Fuentes consultadas indicaron que este grupo religioso tendría acceso, sin restricciones, a escuelas, hospitales, cárceles, penales y otros centros para “predicar” la Cartilla Moral.

“Lo que se busca es que dentro del mensaje que ellos llevan de predicar la palabra de Dios a través de la Biblia, también ofrezcan la Cartilla Moral para promover los valores morales y sociales”, comentaron.

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 30 de mayo, esta Unidad tiene entre el marco de sus atribuciones que, en el marco del estricto respeto al ejercicio de la libertad religiosa, “la concentración, colaboración, implementación y seguimiento a programas, estrategias, proyectos, protocolos, acciones que coadyuben a la prevención social del delito y la cultura de paz, a través de la reconstrucción del tejido social”.

La Unidad de Asuntos Religiosos, Prevención y Reconstrucción del Tejido Social tiene también como fin el de “establecer, promover y desarrollar modelos de análisis e interpretación de los fenómenos delincuenciales y de violencia social que se registren en las entidades federativas, en los municipios, alcaldías, objeto de las energías en materia de prevención social del delito y la cultura de paz a través de la reconstrucción del tejido social”.

Además, se dice que se tendrá que mantener una conducción de las relaciones del Poder Ejecutivo Federal con las asociaciones religiosas, agrupaciones y demás instituciones y organizaciones religiosas.

Sobre este tema, fuentes consultadas por indicaron que este grupo religioso tendría acceso, sin restricciones, a escuelas, hospitales, cárceles, penales y otros centros para “predicar” la Cartilla Moral.

“Lo que se busca es que dentro del mensaje que ellos llevan de predicar la palabra de Dios a través de la Biblia, también ofrezcan la Cartilla Moral para promover los valores morales y sociales”, comentaron.

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 30 de mayo, esta Unidad tiene entre el marco de sus atribuciones que, en el marco del estricto respeto al ejercicio de la libertad religiosa, “la concentración, colaboración, implementación y seguimiento a programas, estrategias, proyectos, protocolos, acciones que coadyuben a la prevención social del delito y la cultura de paz, a través de la reconstrucción del tejido social”.

La Unidad de Asuntos Religiosos, Prevención y Reconstrucción del Tejido Social tiene también como fin el de “establecer, promover y desarrollar modelos de análisis e interpretación de los fenómenos delincuenciales y de violencia social que se registren en las entidades federativas, en los municipios, alcaldías, objeto de las energías en materia de prevención social del delito y la cultura de paz a través de la reconstrucción del tejido social”.

Además, se dice que se tendrá que mantener una conducción de las relaciones del Poder Ejecutivo Federal con las asociaciones religiosas, agrupaciones y demás instituciones y organizaciones religiosas.