Acapulco, Guerrero.- A través de la recomendación No 64/2017, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), llamó al presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, a buscar a los policías turísticos responsables de abuso de autoridad y lesiones, así como resarcir el daño a la víctima de dichos delitos quien actualmente se encuentra desaparecido.

El documento emitido a finales del mes de noviembre, refiere a los hechos ocurridos en abril del 2014, cuando era alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, actual presidente estatal de Movimiento Ciudadano, como prueba se muestra un video en donde policías turísticos del municipio de Acapulco golpean con sus toletes a un hombre.

Dicho video, cuyo título original fue: “jefe policiaco de Acapulco torturador”, muestra a tres agentes policiacos golpeando a un hombre con los ojos vendados, el cual era acusado de haber “manoseado” a una turista menor de edad.

Tras la exhibición del video con una duración de 3.02 segundos, los agentes involucrados afirmaron haber recibido la orden directa de Alfredo Álvarez Valenzuela, quien en ese entonces se desempeñaba como secretario de seguridad pública y protección civil de Acapulco.

De acuerdo con el documento oficial de la CNDH, tras la información recopilada en casi cuatro años, la víctima de tortura y privación ilegal de la libertad por parte de los policías, fue denunciada por el padre de una menor de edad a quien presuntamente había “manoseado”.

Luego de las diligencias necesarias, la CNDH ordenó al municipio de Acapulco, que encabeza Evodio Velázquez Aguirre a reparar integralmente el daño a la víctima de los policías turísticos.

“Se colabore debidamente con el seguimiento de la averiguación previa 5 que se sustancia en la Fiscalía General del Estado con motivo de la desaparición forzada de 'V' y se implementen las medidas necesarias para su debida localización e identificación. Una vez hecho lo anterior, y como resultado de las opiniones en criminalística de esta Comisión Nacional, se prevé la necesidad de que cuando 'V' sea identificado y localizado, reciba tratamiento individual para recuperar su estabilidad emocional, una vez que sea localizado por las autoridades competentes”.

“La compensación consiste en reparar el daño causado, sea material o inmaterial. Por ello, se considera necesario que las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Acapulco otorguen una compensación a 'V' (víctima), en su caso, que conforme a derecho corresponda, derivado de las violaciones a sus derechos humanos en los términos descritos en esta Recomendación”, señala el documento.

Hasta el día de hoy, ninguna autoridad del municipio de Acapulco o de la comisión local de derechos humanos, ha realizado algún manifiesto o expresión por la recomendación de la CNDH que exhibe uno de los abusos más notables por parte de los guardianes del orden en el municipio y puerto de Acapulco.