Acapulco, Guerrero.- El alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre montó todo un carnaval para el que será su último discurso al frente de la administración que deja con una severa crisis económica y un municipio sumido en la inseguridad.

Desde las 8 de la mañana trabajadores del Ayuntamiento comenzaron a lavar las escalinatas y a sustituir las lámparas descompuestas de la dependencia.

Simpatizantes acarreados por el subsecretario de Desarrollo Social, Carlos Salazar Pérez quien es primo de Evodio Velázquez Aguirre, ya se encuentran reunidos afuera del parque papagayo para emprender una marcha hasta las escalinatas del Ayuntamiento.

Mientras tanto el podium que utilizará el alcalde fue colocado cerca de la estatua del emperador Cuauhtémoc, desde donde reporteros, empleados y acarreados lo escucharán.