#Guerrero

Evodio Velázquez, música de una orquesta desafinada

Por Redacción, 2015-09-30 22:13

Por Luciano Schiaffino V/ Especial para Bajo Palabra
Fotos de Pedro Pardo

La tormenta Marty abandonó Acapulco, dejó un cielo gris, opaco, quizá eso influyó en el ánimo de los miles de movilizados, los primeros en inaugurar el Programa de Movilidad Urbana, uno de los cinco principales planes que anunció Evodio Velázquez, nuevo alcalde de Acapulco, en su toma de protesta este miércoles. Un evento sin entusiasmo, quizá porque la crisis en que dejó al gobierno de Acapulco, Luis Walton, y que apenas pudo concluir su suplente Luis Uruñuela Fey, ha dejado a los acapulqueños incrédulos y faltos de esperanza.

IMG_1766Arriba, en la tarima puesta al fondo del salón más grande del complejo empresarial Forum Mundo Imperial, Evodio asegura que en “este gobierno no habrá opulencia ni despilfarro”. Abajo, en primera línea, en la zona VIP Diamante, políticos, empresarios, representantes de empresarios, representantes de otros políticos que no quisieron asistir, amigos, familiares, etc., y allí, entre todos esos, medio perdidos, camuflados, los miembros de un gabinete muy cuestionado que estratégicamente prefirieron esconder.

Sólo uno de ellos, está ansioso de mostrarse y demostrar que pese a toda su mala fama no será removido,  se mueve entre los invitados; da órdenes, saluda, abraza y se tomó la foto con otros dos indeseables. Víctor Aguirre se cotonea al andar, derrocha energía, es súbito él; se acerca a la fila donde están los jefes Chuchos, Jesús Ortega y Carlos Navarrete, Carlos, el que lloró pidiendo perdón por equivocarse al apoyar al ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, el mismo; se toma una foto y desaparece. Se notó la ausencia de otros dos indeseables, Sebastián de la Rosa y Heriberto Noriega Cantú, al menos fueron conscientes de su mala fama.

Hasta atrás, allá lejos para que no llegue el aroma a sudor y a pobreza, están los movilizados, los más importantes dice el alcalde, allá atrás, pegados a las puertas de salida luchan por entrar, se jalonean, gritan; los de seguridad del alcalde no les dejan pasar, ellos quieren estar cerca pero no son VIP, ni a medio pelo llegan; ellos tienen una función importante que cumplir: los quieren para hacer montón, para que se vea que hay pueblo. No son bonitos como los de adelante.

Al frente están los invitados de honor, el señor obispo y su opulento cuerpazo, se saluda con el único rector de una universidad de México que trae más pistoleros a su servicio que un gobernador, ¿de qué se puede cuidar un distinguido académico? Javier Saldaña es centro de atracción de fotógrafos, de reporteros. “¿Qué les da que lo quieren tanto?”, pregunta alguien. A su lado está la decadencia, lo que fue y no será: el actor Andrés García, quien fuera candidato a alcalde por el Partido Humanista, bromea, ríe, juguetea con la actriz Lyn May, carne de otros tiempos; es la zona divertida, les hace comparsa un inquieto Igor Petit, líder gay. Antes están sentadas las hermanas Mojica, Beatriz y Teresa; más allá un discreto dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo, a una sana distancia de los jefes Chuchos.IMG_1756

Por el lado izquierdo de la tarima de honor, se forma un pequeño tumulto, llega el líder del Grupo Guerrero, David Jiménez Rumbo, le acompaña su escudero, el diputado local Ernesto González Pérez, le sigue el regidor Amílcar García Estrada, recién acaba de llegar de un viaje de placer por Estados Unidos que hizo con Rumbo; ambos son su propiedad, su fuerza en el gobierno de lo nuevo es mejor. Los escoltan un grupo de guaruras, les cargan sillas especialmente para ellos, al frente como debe ser. A un lado está el ex alcalde Alberto López Rosas, y cerca de allí, Félix Salgado, otro ex acalde.

El nuevo alcalde Evodio dice en su discurso que tomará ejemplo de ellos, su experiencia para mejorar Acapulco. Un reportero comenta que ellos son los causantes del desastre de Acapulco. Encabezan la lista de responsables en la averiguación previa número 1179, iniciada en la agencia el Ministerio Público de Costa Azul, el 13 de febrero del 2013, por los daños tras las inundaciones que provocaron los ciclones Manuel e Ingrid en Acapulco, Guerrero en 2013. ¡Qué ejemplo!.

Arriba, en su podio, el nuevo presidente municipal, lee un discurso desarticulado, salta de un lado a otro, un discurso falto de buena política; todos se preguntan quién se lo hizo. De entre toda esa maraña destaca su esfuerzo por hacerlo congruente. Dice: “Nuestra Ciudad ya no tolera más caos y desorden vial. Tenemos que reconocer que es un problema que nos atañe a todos, carecemos de una adecuada educación vial, por ello, en la reforma política municipal que habremos de emprender, la actualización del Reglamento de Tránsito y Vialidad será uno de los puntos más importantes que atenderemos de forma inmediata”.

Pero el caos vial no lo es todo, el evento mismo es caótico, no hay responsables a la vista, no hay quien coordine a reporteros; al frente se arremolina la gente, invitados especiales se quedaron sin silla. En las menciones de asistentes distinguidos jamás nombraron al almirante de la octava zona naval, Ángel Enrique Sarmiento Beltrán, ni al comandante de la 27 Zona Militar, con sede en Acapulco, el general de brigada Adelfo Castillo López; fue el gobernador Rogelio Ortega Martínez que los rescató del anonimato durante su intervención. Caos y poco entusiasmo. El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, vino y se fue, pocos se enteraron de que por allí estuvo, su presencia no fue aprovechada por el nuevo alcalde. Un error enorme de sus coordinadores de prensa.

IMG_1763Destaca en el discurso del alcalde Evodio un párrafo afortunado: “En el gobierno que hoy iniciamos, más que invertir en las cosas y en obras faraónicas, invertiremos en nuestra gente. Nos esforzaremos por mejorar la calidad de vida de los acapulqueños. Invertiremos en los niños, mujeres, jóvenes; en personas de la tercera edad, en los discapacitados, en los campesinos, en los empresarios, en los obreros. Invertiremos nuestros recursos en la gente con una nueva visión que, sin renunciar al compromiso de dar asistencia social, estimule el fortalecimiento de las capacidades individuales, culturales, deportivas y productivas de nuestra gente”. Esta frase más que todo el discurso deshilvanado, dibuja su gobierno, un gobierno humano y solidario, se ve su vocación de izquierda. Una afirmación que lo separa de los gobiernos anteriores que le han invertido todo el dinero a obras faraónicas como puentes mal hechos, pasos a desnivel que se agrietan a los tres meses de concluidos, pedazos de calles que no llevan a ningún lado; han hallado en el gasto de obra pública faraónica el Santo Grial del robo del dinero público; por eso este párrafo fue lo mejor que dijo.

Lo demás fue vieja retórica, las mismas promesas de siempre que jamás se cumplen, de lo nuevo prometido, ni el discurso: “A los integrantes del gabinete ampliado, los invito a que se conduzcan con civilidad y con estricto respeto a las diversas reglamentaciones municipales, tenemos que ser ejemplo inobjetable de las acciones que emprenderemos”…, “este gobierno no será coto de impunidad, ni patente de cobros indebidos. La corrupción nace donde empieza la complacencia. Por ello, seremos implacables con los que pretendan torcer la ley, favoreciendo siempre el interés de las y los acapulqueños”…, “dejaremos atrás la simulación y mediocridad que ya no tolera la sociedad de Acapulco”…, “haremos un gobierno franco, abierto, transparente, honrado, con autoridad moral, que no genere mujeres, ni hombres todopoderosos, otorgadores de favores y protecciones inconfesables”…, pero cuando dijo esto ya Víctor Aguirre se había ido.

El alcalde sigue, y sigue, menciona sus cuatro programas ejes sobre los que se centrará su trabajo: El plan escudo, del que sólo algunas líneas generales existen, pero que básicamente se centra en gastar varios millones de pesos en la compra de más cámaras de video, negocio de algún empresario vivillo. En el 2013, con Ángel Aguirre se gastaron 113 millones de pesos en cámaras que aún funcionan pero están apagadas por orden de la delincuencia. El segundo programa es el de Movilidad Urbana, del que tampoco hay nada concreto. El tercer programa es una risible variante sintáctica del programa Fonatur federal, que en Acapulco le dieron en llamar Zonatur con el que pretende relanzar el turismo, del que tampoco hay nada escrito. Y el cuarto, es una actividad, un pasatiempo que viene desde los tiempos de Manuel Añorve, al que ha llamado Sábados Culturales y Domingos Deportivos con los que, dijo, pretende que “se fortalezca la célula básica de nuestra sociedad como lo es la familia”.

La hora final llega, de pronto avisan que hubo un temblor, nadie lo siente. Atrás del alcalde una edecán se desmaya; entonces Evodio Velázquez, un solitario entusiasta, convoca a que “Con la fuerza unificadora de nuestro pasado y con el vigor de nuestras coincidencias, tomemos las riendas de nuestro destino y caminemos sin  vacilación, al Nuevo Acapulco, moderno, próspero, ordenado y armónico, que soñamos”. Por fin todo acaba, el flamante alcalde lanza varias arengas de viva Acapulco pero un conglomerado de movilizados marchitos y sin esperanza responde a medias y a voz cansada: Viva.

#Guerrero

«Nos movilizaremos por violencia contra universitarios»: Saldaña

El rector no descartó adelantar vacaciones en algunas escuelas ante la violencia y pedir la intervención del gobierno federal.

Por Luis Jijón León, 2019-06-17 14:23

México.- Luego de confirmar que las dos mujeres asesinadas la madrugada del sábado en la colonia Infonavit Alta Progreso de Acapulco eran estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), el rector Javier Saldaña Almazán emplazó al fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila a informar del avance en las investigaciones, de lo contrario habrá movilizaciones, advirtió.

Entrevistado en Rectoría, Chilpancingo, previo al mensaje a los trabajadores con motivo del Día del Padre, el rector no descartó adelantar vacaciones en algunas escuelas ante la violencia y pedir la intervención del gobierno federal.

Saldaña Almazán confirmó que las dos mujeres encontradas asesinadas la madrugada del sábado en el interior de un vehículo, en Acapulco, son estudiante de la UAGro, una de ellas cursaba el último año de la Facultad de Derecho y su sobrina, era estudiante de psicología. Otra mujer, familiar también de las víctimas, se encuentra hospitalizada y un hombre que las acompañaba está desaparecido.

En relación con el maestro jubilado y exdirector de Planeación y Desarrollo de la UAGro, Carlos Gregorio Villarino Ruiz, quien falleció el domingo en el hospital luego de ser goleado en un asalto en Chilpancingo, Saldaña Almazán denunció que el maestro fue golpeado hasta dejarlo en coma por no traer dinero.

“Demandamos al fiscal, a las autoridades, que nos den datos urgentes, porque no pueden seguir pasando las cosas y sin decir nada. Yo me aguanto que me digan lo que me digan, pero tengo que declararlo y tengo que decirlo. Decirle a la sociedad que no estamos contentos con lo que está pasando con los universitarios”, comentó.

Pidió al fiscal informar en tres días de los homicidios contra universitarios. “Le dije (al fiscal) que entre días debe de haber datos. No puede seguir así el asunto”.

Entre las estrategias que analizan ante la violencia en contra de los universitarios es “hacer una parada” como lo hizo la Universidad del Pedregal, donde salieron a marchar para exigir la presentación de un estudiante secuestrado, y tras ser encontrado muerto suspendieron actividades y declararon tres días de luto.

Pidió a las autoridades detener y consignar a los responsables de los homicidios contra universitarios para que no sigan enlutando hogares. En los últimos seis años suman 35 universitarios asesinados, y en lo que va del año seis.

Las ciudades consideradas “foco rojo” para los universitarios son Chilpancingo y Acapulco, ante la violencia, además del robo de vehículo, dijo el rector quien no descartó que en algunas escuelas adelantar vacaciones.

#Guerrero

Liberan a funcionario federal retenido en La Montaña

El gobernador Héctor Astudillo confirmó en Twitter la liberación de Julio Lázaro Bazán.

Por Juan Manuel Molina, 2019-06-17 14:06

Guerrero.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, confirmó la liberación del subdelegado regional del gobierno federal en La Montaña, Julio Lázaro Bazán.

El funcionario fue retenido la tarde del viernes, por pobladores del municipio de Zapotitlán Tablas, quienes exigían la entrega inmediata de paquetes de fertilizante y semilla mejorada.

Sin dar detalles, Astudillo Flores escribió en un tweet en el que informaba la liberación de Lázaro Bazán, quien permanecía retenido por pobladores en el crucero de Tlatlauquitepec.

El sábado, un grupo de pobladores realizó una marcha hasta el Palacio Municipal de Zapotitlán Tablas, para exigir la liberación del funcionario federal, hijo del ex luchado social, Othon Salazar Ramírez.

#Chilpancingo

Sindicato independiente planta cara a alcalde de Chilpancingo

Ante la omisión de Antonio Gaspar, los empleados exigieron 20% de aumento salarial y que «nunca más un trabajador gane 680 pesos».

Por Redacción, 2019-06-17 13:01

Chilpancingo, Guerrero.- Por la desatención del alcalde perredista, Antonio Gaspar Beltrán, cientos de trabajadores de Sindicato Independiente de Chilpancingo iniciaron un paro de labores de 48 horas para exigir un aumento del 20%.

Desde las 10 de la mañana, los manifestantes iniciaron una marcha desde el monumento a Nicolás Bravo, hacia el sur de Chilpancingo atravesando todo el bulevar Vicente Guerrero.

Durante la marcha los trabajadores reclamaron la falta de atención por parte del expriista, así como la nula atención que ha tenido en su administración para atender diversas peticiones.

Alrededor de las 12 del mediodía, los cientos de trabajadores bloquearon los dos carriles del bulevar Vicente Guerrero, a la altura de los juzgados federales y dieron de plazo una hora para que el presidente municipal llegara al lugar.

Entre las demandas también pidieron seguro de vida para los trabajadores y «que nunca más un trabajador gane 680 pesos».

El grupo de manifestantes, encabezados por su dirigente Domingo Salgado Martínez, anunció que de no llegar el alcalde de Chilpancingo, continuarán con sus movilizaciones y hoy arribarán al Palacio de Gobierno.