El ex alcalde priista de Cualác, Rolando Sánchez Sosa sigue “desaparecidos”, confirmó el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, quien adelantó que el fiscal general, Xavier Olea Peláez dará un informe del caso en las próximas horas. En entrevista, minutos antes de una reunión privada que sostuvo con el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre para acordar acciones sobre el programa del transporte público Acabús, Astudillo recalcó que están “tratando” de brindar el apoyo necesario a la familia del ex edil. “Acabo de platicar vía telefónica con el fiscal, está, sigue desaparecido, están tratando de brindar todos los apoyos necesarios. El fiscal convocará a la prensa en las próximas horas, y abordará el tema importante”, dijo. Cuestionado sobre el tema de violencia durante la temporada vacacional de Semana Santa en el puerto de Acapulco, el gobernador justificó que así se ha venido desarrollando en todas las regiones de Guerrero. “Así se ha venido desarrollando a veces ocurre aquí, a veces en otros lados, en la Tierra Caleinte, en la Sierra, a veces en Chilapa, en donde por cierto estaremos y también en la Tierra Caliente”, indicó. Sobre el encuentro con el alcalde de Acapulco, que se desarrolló poco después de las 08:30 horas de este jueves en la zona Diamante del puerto, Astudillo Flores explicó que en esa reunión discutirían las estrategias para que el 31 de mayo arranque el funcionamiento del Acabús, obra que tenía que haber sido entregada desde el 2014. También discutirían estrategias sobre el ambulantaje, transporte público y obras de infraestructura en Acapulco, entre ellas en las zonas turísticas del zócalo y La Quebrada. “Se va a revisar el asunto y tomar determinaciones (…) toda la obra pública que se tiene que hacer y que se ha venido haciendo, obras inconclusas y obras que se van a realizar en el 2016”. “En terminos de escuelas, de agua potable, es una reunión integral de varios asuntos, fundamentalmente materiales y obra pública, caso concreto del Acabús”, recalcó. De acuerdo con el gobernador, el tema del proyecto de transporte masivo Acabús se debe concluir por “ética” y “responsabilidad política”, pues de lo contrario se le daría el mensaje a la sociedad de incapacidad. “Lo más sencillo es decir que no sale, pero creo que llevaríamos en nuestras espaldas señalamientos de que no hemos sido capaces de resolverlo (…) nosotros no somos los que iniciamos la obra, pero sí nos corresponde terminarla, y lo vamos a terminar. El 31 de mayo, el acabús tendrá que estar concluido”, apuntó.