México.- Un tribunal federal negó un amparo al ex tesorero de Veracruz, Antonio Tarek Abdalá Saad, sentencia que le ordena acudir a las audiencias donde sea citado para que se recabe su entrevista en los procesos que se siguen contra ex funcionarios que laboraron con el ex gobernador Javier Duarte.

Desde hace más de un año, Tarek Abdalá promovió recursos para no comparecer en los procesos que se siguen contra el ex tesorero Fernando Charleston Hernández, y contra Gabriel Deantes Ramos, ex secretario del Trabajo, argumentado que goza de un criterio de oportunidad.

Tarek es uno de los testigos estrella de la Fiscalía General de la República que colaboraron con información para acusar al ex gobernador de Veracruz de los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita, lo que derivó en una pena de nueve años de prisión y que hoy Duarte ha impugnado.

Un día antes de finalizar el sexenio de Enrique Peña Nieto, Tarek se acogió a un criterio de oportunidad, a cambio de delatar a Javier Duarte y al resto de sus colaboradores.

De esta manera, la entonces Procuraduría General de la República no lo responsabilizó por el desvío de 55 mil millones de pesos que pertenecían a la Federación, a pesar de que su nombre está en 32 carpetas de investigación y en 11 averiguaciones previas.

El tribunal federal indicó que el Código Nacional de Procedimientos Penales no contiene restricción alguna para que el quejoso, en su calidad de imputado y sujeto a un criterio de oportunidad, acuda a las citaciones que se le formulen, y aunque declarara como testigo, mantiene incólume su derecho de guardar silencio sobre hechos por los que pudiera fincársele responsabilidad penal, como lo prevé el artículo 360 párrafo segundo.